• @madridmeenamora

LOS MEJORES RESTAURANTES ITALIANOS DE MADRID


¿A quién no le gusta una rica pizza o un buen plato de pasta? Pero pasta casera de verdad con una buena salsa pesto o una carbonara -sin nata por supuesto- y con guanciale. Y pizzas de masa fina y crujiente o al estilo napolitano, pero con harinas de calidad y largas fermentaciones.

La cocina italiana es una de las cocinas más extendidas del mundo y replicadas del mundo. Los restaurantes italianos en Madrid proliferan como setas, pero la realidad es que no es oro todo lo que reluce. Nosotros somos unos apasionados de la auténtica comida "made in Italy", porque da gusto comer en la capital como si estuvieras en una trattoria en Roma o en una pizzería napolitana, ¿o no?.

Sin más preámbulo, aquí va nuestro listado de los mejores restaurantes italianos de Madrid. Para vuestra comodidad los hemos dividido en distintas categorías.

ALTA COCINA

- Don Giovanni: El restaurante de Andrea Tumbarello es uno de los referentes de la gastronomía italiana en nuestra región. El cocinero es conocido como el 'Rey de la trufa' por el protagonismo que le ha dado en su cocina a este aromático hongo. Entre sus platos destacan sus míticos Huevos Millesimé, sus Ravioli de Corzo, y, por supuesto su Tagliatelle y su Pizza con Trufa negra. Entre los alicientes de este emblemático local están el carro de aceites con más de 40 variedades distintas y el de ginebras con más de 160 referencias.

- Gioia: Este restaurante situado en el Barrio de Chueca convierte en una auténtica joya cada uno de sus platos. El chef Davide Bonato realiza con el mejor producto propuestas innovadoras basadas en los sabores tradicionales italianos. Entre sus especialidades están los platos elaborados con arroz, la pasta casera y algunas carnes y pescados que son excepcionales. Desde Madrid me enamora destacamos su Risotto Oro e Zafferano, L’bovo Morbido, Il Baccalá, Il Tonno y su espectacular Tiramisú.

La presentación de los platos en Gioa es todo un espectáculo.

- Don Lisander: Este restaurante abrió sus puertas en 2011 y sigue siendo uno de los imprescindibles si se quiere comer una de las mejores pizzas de la capital. Gonzalo Vernacci es originario del norte de Italia y nos traslada hasta allí con la decoración de su local y las fotografías del Lago di Como. Entre las pastas os recomendamos sus Spaghetti al Cartoccio y su Cuadretti di Solomillo con salsa de Parmesano de 18 meses. Sería un auténtico pecado marcharse de este establecimiento sin probar alguna de sus famosas pizzas como la de Huevos de Codorniz con Chips Caseras, la de Tartufo con Crema de Camembert y Trufa Negra o la Pizza Calamari, que rinde un particular homenaje al madrileño bocata de calamares.

Puro colorido y sabor en los platos de Don Lisander.

COCINA TRADICIONAL


- A Vànvera: Su cocina es tan sencilla como auténtica y está elaborada con las mejores materias primas y mucho mimo. Detrás de los fogones está el chef Luigi Bertaccini, quien hace seis años cambió el traje de ejecutivo del sector de las telecomunicaciones por el delantal para dar rienda suelta a su pasión por la cocina. La pasión por la trufa, heredada de su amigo y mentor Andrea Tumbarello se observa en sus excelentes platos de pasta.

- Più di prima: Ubicado en el número 30 del Paseo Pintor Rosales, el heredero del mítico restaurante de la calle Hortaleza mantiene el nombre y la esencia. La carta de Più di Prima se basa en platos tradicionales de la cocina regional de Véneto, Piamonte, Abruzo y La Toscana, sin olvidar las influencias de su ‘nonna’ (abuela) napolitana. Imprescindibles es probar algunas de sus pastas frescas que elaboran de forma artesanal cada día como sus Raviolono con parmesano, espinacas y yema de huevo de corral.

- Trattoria Sant Arcangelo: Este restaurante del número 15 de la calle Moreto coge su nombre de una población del sur de Italia. A solo unos pasos del Parque del Retiro y del Museo del Prado encontramos uno de esos restaurantes italianos de toda la vida. Un lugar en el que disfrutar de algunas de las deliciosas pastas o pizzas del país transalpino y que tiene en su haber la visita de personajes muy reconocidos del mundo de la política. el teatro, el cine o el toreo, cuya presencia ha quedado inmortalizada en sus paredes.


LAS MEJORES PIZZAS

- Hot Now: Pizza de pistacho, de alcachofa, de mortadela trufada, de speck con scamorza ... Propuestas creativas y originales que se salen de los sabores tradicionales que conocemos. Ubicado en pleno barrio de Chueca, Hot Now es un bar de pizzas, la versión moderna de una pizzería tradicional en la que se mantiene la cocción de las pizzas al horno de leña. Una gran mesa comunal preside la entrada de un local que siempre está lleno y en el que si tienes suerte puedes acomodarte en los pequeños reservados que tiene alrededor de sus ventanales en los que poder disfrutar de su comida sentados en unos originales taburetes.

- Fratelli Figurato: Esta pizzería es la apuesta de los hermanos Riccardo y Vittorio por dar a conocer la auténtica pizza napolitana en Madrid. Para lograr este sueño dejaron de lado sus carreras profesionales en el ámbito del marketing y se pusieron manos a la masa para mantener la receta tradicional, pero agregando un ingrediente adicional: una pizca de innovación. En su búsqueda de la mejor pizza han investigado en las diferentes harinas existentes y se han decantado por tres, una tradicional, una integral y una de cinco cereales. Con ellas crean una masa diferente que dejan fermentar durante 36 horas para que la pizza sea ligera y no se hinche en el estómago. Muy a tener en cuenta su Pizza de calabaza y panceta.

- El Bacaro di Fabio Gasparini: Bajo la denominación de las tascas típicas venecianas, el chef que da nombre a este restaurante da a conocer la versión italiana de nuestras tapas, las cicchetti. En este pequeño local, de decoración moderna y sencilla, es más que recomendable pedir una pinsa. De origen romano, esta variación de la pizza tiene su secreto en la masa, que se elabora con una mezcla de tres harinas: arroz, soja y trigo, y una gran cantidad de agua. Esta gran hidratación y una fermentación lenta de 72 horas genera que esta elaboración sea mucho más ligera por la gran cantidad de aire que tiene y sea más fácil de digerir. Una de las que más éxito tiene es la Pinsa picante de El Bacaro con mortadela y sobrasada picantes de Calabria.

- Maccheroni Madrid: La auténtica esencia romana ha llegado con la sucursal española del popular ristorante de la Piazza delle Coppelle, que saltó a la fama cuando fue visitado por Michelle Obama. En Maccheroni elaboran platos italianos con los que disfrutar de los sabores, texturas y aromas de la gastronomía tradicional romana para que el comensal disfrute de la esencia de esta gastronomía tan reconocida a nivel internacional.

- Bizzo: En el número 77 de la calle Andrés Mellado se encuentra esta pizzeria artesanal, cuya Decoración tiene un marcado carácter urbano con toques industriales. Michael y Junior, sus dos propietarios, ofrecen un producto de calidad, pero en una versión divertida. Ofrecen ocho tipos de pizza diferentes con sabores tan sugerentes como la mexicana (picante con doritos y nachos); la marinada (con tomate y ajo picante); quatre formaggi; o la vegetariana. Propuestas que se pueden combinar entre sí y crear pizzas de dos sabores.

- La Capricciosa: Disfrutar de cocina casera italiana es posible en el barrio de La Latina. A unos pasos del Mercado de la Cebada y del Rastro encontramos esta trattoria 100% auténtica en la que disfrutar de esta gastronomía en un ambiente familiar. Tanto su dueña romana como su cocinero siciliano elaboran a diario los platos que les gustaría tomar si todavía vivieran en su país de origen. En el ADN de este restaurante están las pizzas. Con la base de su masa, que elaboran a diario, ofrecen en su carta más de 20 diferentes con sabores que van desde los clásicos margarita y cuatro quesos hasta propuestas más originales como la Porta Portese, con tomate, mozzarella, alcachofas, champiñones, jamón serrano y queso gorgonzola.

LA LASAGNA DE LA 'MAMMA'


- Al Settimo Cielo: Este restaurante italiano de La Latina está especializado en pizzas, pastas frescas y lasañas caseras. El chef Marco Montalbano y su mujer Aisha Cortés, nacida en Jalisco, trabajan con esmero los platos de la Italia más clásica imprimiendo a algunos un toque mexicano que da lugar a elaboraciones que no dejan a nadie indiferente. Se trata de un restaurante con una decoración canalla, a medio camino entre una galería de arte neoyorquina y una tienda de antigüedades, del que no puedes irte sin probar su Lasaña Etna, con crema de pistacho, queso scamorza y mortadella.

- Lasagna di Patrizia: Cocina italiana casera y auténtica en un restaurante especializado en lasagna. La prepara Patrizia, la "mamma" de esta familia de romanos en un local sencillo, con un cierto aire industrial, y decorado con cuadros de la ciudad eterna. La pasta de la lasaña la preparan con huevos frescos y harina, y la salsa bechamel se cocina solo con leche, mantequilla y harina. A partir de ahí, en su carta podemos elegir entre la clásica de carne de ternera, la de salmón, la de verduras o la de queso gorgonzola. O puedes probarlas todas pidiendo una Sinfonía de lasagna que se compone de 4 medias raciones y que es ideal para compartir.

PLACE TO BE

- Fellina: Una máquina con manivela para cortar finas lonchas de exquisita mortadela siciliana, una gigantesca rueda de un sensacional queso parmesano, morteros de pimienta de medio metro de largo.... Estamos en Fellina, un lugar en el que disfrutar de grandes platos de la gastronomía transalpina en un ambiente muy agradable. Buenas pastas caseras que acaban de terminar en tu mesa como los Spaghetti alla carbonara original o el Tortelloni rosa con foie gras d'oca e tartufo. Un platos imprescindible por su presentación y por su sabor.

- Giulietta: La hermana pequeña de la conocida Fellina, es el refugio de todos aquellos que quieran disfrutar de la gastronomía italiana en la zona residencial de Conde de Orgaz (Metro Canillas). Cocina joven, pero cargada de tradición en la que encontramos sugerentes platos como el Carpaccio de pez espada ahumado o los Fazzoleto rellenos de calabaza, galleta de amaretto y parmesano que recomendamos que pidais.

- The Bellinis: Ubicado en la milla de oro de Madrid en un restaurante con mucho glamour. Un establecimiento en el que degustar lo mejor de la cocina tradicional italiana y en cuya cocina trabaja Carlo Picco, campeón de pizzaiolos de Nápoles. Pizza artesana al horno de leña y pastas caseras son su principal reclamo. En su carta encontramos antipasti típicos como la ensalada César o la Caprese que conviven con la Tabla de prosciutto o la focaccia con mortadela y lágrimas de trufa.

- Antonella: Aires de la Toscana y los sabores más tradicionales de la cocina de la nonna de Italia en un restaurante que incorpora la frescura y la pasión del Mediterráneo. Una propuesta irresistible para caer en la tentación de la pasta casera, la verdadera pizza napolitana y, por supuesto, el tiramisú. Un postre que sirven en una cafetera y que permite al propio comensal servir la cantidad de café que desea para disfrutar de esta especialidad veneciana que tiene origen en los burdeles de la región donde ofrecían a los clientes un plato que los "llevaría arriba", lo que en dialecto véneto se expresaba con "te tira su". De ahí derivaría en "ti tira su" italiano y, al popularizarse, comenzaría a llamarse con el nombre que le quedó: tiramisú.

A estas alturas imaginamos lo que estáis pensando. ¿Qué difícil elección! Solo os podemos decir una cosa, todos ellos son restaurantes 100x100 recomendados por Madrid me enamora.

9 comentarios