• MADRID ME ENAMORA

BARDERO, UN RESTAURANTE DE BARRIO QUE VA A DAR MUCHO QUE HABLAR

  • Su cocina cool y cosmopolita sorprende a todos los que van a conocerlo

  • Está ubicado en la calle Palos de la Frontera, en el distrito de Arganzuela


Acaban de abrir sus puertas hace tan solo un mes y el éxito está asegurado. Este restaurante del barrio de Arganzuela tienen todos los ingredientes para triunfar: una carta atractiva, una cocina ecléctica, precios comedidos y un ambiente desenfadado que invita a sentarse tanto en su sobrio y luminoso comedor como en su agradable terraza exterior.


Ubicado en el número 11 de la calle Palos de la Frontera, el nombre de este restaurante, Bardero, cuyo nombre proviene de un modismo argentino que describe a quien busca jaleo y jarana, porque aquí se viene a comer bien y a pasártelo en grande.

Interior del restaurante Bardero, en Arganzuela.
Interior del restaurante Bardero, en Arganzuela.

Detrás de los fogones están el argentino Pablo Paternostro, dueño de Toga en La Latina, y el uruguayo León Bonasso quienes ya trabajaron mano a mano en Juana la Loca. Y de esa experiencia es normal que su jugosa tortilla de patatas sea uno de sus grandes ‘hits’ junto a sus croquetas de Idiazábal o su Coca de sardinas en escabeche suave, aguacate, piñones y pasas. Personalidad propia en una cocina en la que conviven recetas tradicionales con platos más cosmopolitas que no dejan a nadie indiferente.

Tartar de atún sobre una base de fideos chinos.
El tartar de atún sobre una base de fideos chinos, es uno de sus 'fuera de carta'.

Cocina fusión con platos originales y poco vistos que despiertan los cinco sentidos y que maridan a la perfección con una escogida carta de vinos con una veintena de referencias, la mitad disponible por copas. Un buen ejemplo es su Burrata & Verduritas asadas: calabacín, berenjenas, tomates secos y grana padano.

Presentación ideal en su original ensalada de burrata y verduritas asadas.
Presentación ideal en su original ensalada de burrata y verduritas asadas.

En muchas de sus elaboraciones encontramos influencias mediterráneas, asiáticas y latinas como en sus mejillones al curry con fregola sarda, lima y cilantro; el carpaccio de bonito en semisalazón casero, con almendras fritas y arroz inflado; o la pata de pulpo con salsa kimuchi y gnochis de patata asada.

Pulpo kimuchi con gnocchis de patata asada.
Pulpo kimuchi con gnochis de patata asada.

Al pasar a la parte dulce, las sorpresas continuaron con irresistibles postres con acento argentino como el el fondant de dulce de leche y coco, las peras con crema de chocolate blanco y lima o su crujiente milhojas de ‘lemon pie’.

El crujiente milhojas de ‘lemon pie’ fue el perfecto final a una increíble cena.
El crujiente milhojas de ‘lemon pie’ fue el perfecto final a una increíble cena.

En definitiva, que Bardero es un restaurante de barrio que va a dar mucho que hablar. Sus propuestas enamoran y es un lugar al que te apetece volver para seguir probando otros platos. Nosotros ya tenemos la vista puesta en su brioche de panceta ibérica con salsa de trufa, lima y huevos fritos de codorniz y los Ravioli caseros de calabaza y San Simon con crema de gorgonzola, pistaccio y salvia.


Bardero

Calle Palos de la Frontera, 11

Tlfno: 910 939 894

Precio medio: 30 euros.

Página web aquí



6 comentarios