• MADRID ME ENAMORA

DOGMA, UN VIAJE POR UNA COCINA MEDITERRÁNEA Y ECLÉCTICA

Actualizado: jun 18


  • La mayoría de los platos los terminan en la mesa a la vista del comensal

  • Esta temporada ofrece una propuesta renovada que incluye coctelería de autor


Con apenas dos años de andadura, el restaurante Dogma acaba de dar una vuelta de tuerca a su concepto gastronómico en el que manteniendo la calidad, han rebajado el precio de sus platos. Se ajustan así a una demanda creciente de la mayoría de los comensales que buscan comer bien, en un sitio atractivo y con un ticket medio de unos 35 euros.



Ubicado en la calle Alberto Alcocer, en Dogma encontramos un espacio moderno y acogedor con un amplio salón para 60 comensales en el que se mezcla el estilo colonial y el art decó, y con cocina a la vista. El restaurante está enmarcado por dos terrazas. A la entrada para picotear relajadamente y en el interior su terraza acristalada, acondicionada para disfrutar en verano e invierno. En ambas, la vegetación está muy presente.

Interior del restaurante Dogma.

En su carta encontramos una cocina mediterránea variada -con platos para compartir-, arroces, carnes y pescados elaborados a la parrilla y una suculenta carta de postres. Entre sus entrantes, cuyo precio está entre los 12 y los 16 euros, encontramos su inigualable Ensaladilla rusa con vieiras en tempura. Una de las novedades es que muchos de sus platos los terminan ahora en la mesa para que el comensal pueda disfrutar con los cinco sentidos.

Ensaladilla rusa con vieiras en tempura.

Otro buen ejemplo son sus Huevos divorciados. Sobre una cama de puré de patata violeta se asientan dos huevos rebozados en una suave tempura a los que laminan un poco de trufa negra en tu mesa. Al romper es un puro desparrame de placer en uno de esos platos que dejas limpio de mojar con el pan.

Huevos divorciados.
Da gusto el exquisito trato del servicio y el cuidado que ponen al terminar de preparar en tu propia mesa los platos.

Entre los platos imprescindibles de Dogma encontramos el Falso canelón de puerro con gambas y centollo. Un plato original en el que el puerro laminado hace las veces de la pasta. ¡Sencillamente delicioso!.

Falso canelón de puerro con gambas y centollo.

Para terminar, no te puedes ir sin probar alguna de sus especialidades a la parrilla. Si eres de carne encontrarás excelentes cortes de vaca rubia gallega con 40 días de maduración (solomillo, entrecot, chuletón...). Y si eres de pescado, -lo traen fresco cada día- puedes elegir entre el rape, atún rojo, pargo...

En el restaurante Dogma han rebajado el ticket medio hasta los 35 euros sin rebajar la calidad del producto.

Nosotros nos decantamos por el buque insignia del restaurante: su Chuletón de atún rojo. Todo un acierto en un plato sencillo, en el que disfrutar de la calidad del producto. Viene acompañado de tres salsa variadas y de un plato de patatas fritas con AOVE y pimientos de padrón.

Chuletón de atún rojo.

A estas alturas ya estábamos bastante llenos, pero no pudimos resistirnos a la tentación de su Tarta de queso al horno. De textura suave, viene acompañada de frutos rojos y helado. (Descubre las mejores tartas de queso de restaurantes de Madrid). Un postre muy rico que puedes acompañar relajadamente con su variada y selecta carta de cócteles de autor para prolongar la noche un poco más.

Tarta de queso by Dogma.

Calidad del producto, perfecta atención y una buena relación calidad-precio en un ambiente muy acogedor son razones suficientes para hacerles una visita. Por cierto, el restaurante Dogma, pertenece al Grupo El Pradal, que cuenta con El Clásico, La Casita de El Pradal y Noi en la ciudad de Madrid, y El Pradal en la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes.




También te puede interesar:

- Noi, un sobresaliente italiano en Madrid