• MADRID ME ENAMORA

COOLROOMS ATOCHA, EL PLACER DE DISFRUTAR DE LA COCINA DE LA ABUELA EN UN PALACETE

  • Este restaurante es la perfecta fusión entre una casa de comidas y un moderno bistrot

  • Recetas tradicionales y sabores de siempre con el mejor producto de temporada


La tendencia de abrir restaurantes de calidad en hoteles de lujo ha ampliado aún más la oferta gastronómica de la capital y es una oportunidad ideal para conocer por dentro los enclaves que acogen algunos de los mejores alojamientos de Madrid. El CoolRooms Atocha ocupa el espacio de una casa palacio de 1852 que ha sido rehabilitada para mantener su grandiosidad y en sus bajos acoge el restaurante homónimo donde disfrutar de la fusión de una casa de comidas con un moderno bistrot. El objetivo del restaurante CoolRooms Atocha es recuperar los sabores de siempre y la cocina de la abuela. Recetas tradicionales con un toque actual que se elaboran con productos de temporada y poca manipulación, utilizando técnicas de siempre con conceptos actuales como el slowfood o la cocina ecológica.

CoolRooms Atocha

Con esos mimbres en sus fogones, no puede faltar el cuidado por el detalle en su decoración. Terciopelos y tapizados en tonos vegetales combinan con los cuadros de aves para crear un ambiente acogedor en el que disfrutar de su cocina. Además, para terminar de tentarnos, este restaurante tiene una terraza que es una auténtico oasis en el que refugiarse del bullicio de la ciudad y relajarse con el sonido del agua de su fuente.


Su carta se diferencia en varios apartados recordando al pasado señorial del edificio. Entre la entrada y las escaleras, -donde se recogen los entrantes y los postres-, encontramos el paso de carruajes y el patio con distintos pescados y carnes.


Aunque en este salón también se puede probar de manera excepcional alguno de los platos de su Bar de Pinchos El 34 como sus Clásicas de ibérico, croquetas cremosas con virutas de jamón que son ideales para abrir boca.
Croquetas cremosas de jamón ibérico

Para compartir tomamos su Tortilla de la estación. Elaborada con huevos ecológicos se prepara a la francesa y se deja abierta para que queden a la vista los hongos, los frutos de mar y los productos de la huerta de temporada que la integran. Una propuesta tan sencilla como sobresaliente que dejan a medio cuajar, aunque si alguno la prefiere más hecha también posible solicitarlo.

Tortilla abierta de huevos ecológicos con hongos, frutos del mar y de la huerta

En el apartado de la carta llamado "Paso de carruajes" encontramos El Dorado, un lingote de atún a la parrilla, que se sirve sobre una ensalada de alga wakame y con mayonesa de soja. Una opción ligera y saludable que recomendamos tomar con una copa de vino blanco.

Lingote de atún a la parrilla, mayonesa de soja y ensalada de wakame

Entre las carnes nos decantamos por su Taurus tartar, para el que cortan a cuchillo un solomillo de vaca vieja. Lo terminan con una nube de parmesano y anchoas, ingrediente este último que le confiere a cada bocado un punto salado muy interesante que nos encantó.

Tartar de solomillo de vaca vieja con nube de parmesano y anchoas

Entre sus postres dudamos entre dos opciones, la Quimera de Chocolate que como su propio nombre indica es chocolate, chocolate y chocolate...

Quimera de chocolate

... y la Cremosa del pasiego, que bajo su nombre esconde una Tarta de queso artesana basada en la receta cántabra tradicional. Para repetir ambas porque elegir es imposible. (Descubre las mejores tartas de queso de Madrid).

Cremosa del pasiego

En definitiva, que una visita al centro de Madrid obliga a una parada obligatoria en CoolRooms Atocha para disfrutar de los sabores de su restaurante. Recetas, con un toque actual, que traen, con su apuesta por los productos ecológicos y de calidad, la gastronomía más tradicional a la capital.