• @madridmeenamora

ATRAPALLADA, AUTENTICA COCINA DE MERCADO GALLEGA EN MADRID

Actualizado: mar 12


Aún recuerdo aquellas tardes de domingo en casa en las que mi padre llevaba en el bolsillo de su camisa aquel pequeño y viejo transistor. De él salía el sonido inconfundible del locutor argentino Hector del Mar que vino a tierras españolas a cantar con pasión los goles de los mejores de la Liga de fútbol. Hugo Sánchez, Butragueño, Lineker, Julio Salinas, Futre ... y en medio de la narración de un partido cambiaba de registro para promocionar el "Restaurante Atrapallada" del que aseguraba tenía "los mejores pescados y mariscos traídos de Galicia".

Corría el año 1988 y este restaurante se ubicaba en el Paseo de las Acacias, una zona en aquella época en la que solo habia solares, alguna peletería y un poco más arriba el Circo Price. Descubrí los manjares de Atrapallada siendo un niño y ahora cuatro décadas después de su apertura hemos vuelto para comprobar como mantiene su esencia. Reformado en el año 2016, dos materiales cobran protagonismo: la cerámica en el suelo y la madera en sus distintos espacios.

A la entrada una gran barra y zona de mesas altas y bajas con pinchos muy apetecibles en las que disfrutar de algunos de sus imprescindibles como el Duo de croquetas (de jamón y de carabineros) o su Mini hamburguesa de sepia presentada en pan negro con tomate y rúcula.

En el interior distintos espacios para el disfrute del comensal, porque ir a Atrapallada es sinónimo de calidad, de comer bien. El secreto no es otro que el mejor producto de mercado para una cocina donde la tradición fusionada con un punto de renovación juega un papel fundamental. Probar sus Zamburiñas es casi obligado. Puro sabor a mar que te traslada a Galicia en un solo bocado.

Mariscos frescos y de calidad y técnicas culinarias sencillas -cocción y plancha-. En las elaboraciones apenas hay secretos. Tan solo la búsqueda del perfecto punto para cada producto y mucho amor para traer a la mesa de los comensales lo mejor del mar. Y como muestra un botón o, mejor dicho, dos. Sus Carabineros a la plancha y sus Cigalas son una delicatessen.

Y qué decir de su Pulpo de roca a la parrilla. Tierno, jugoso y de sabor sorprendente al venir con una miel de membrillo que le da un toque diferente que a nosotros nos gustó.

En cuanto a los pescados, mucha variedad con propuestas como el Sapito de rape, Merluza de pincho, Lenguado a la plancha... Nosotros terminamos comiendo un exquisito y generoso Rodaballo con verduritas. Un pescado marcado a la plancha, en su punto perfecto de cocción.

Y para terminar, si eres goloso merece la pena probar alguno de sus postres, Su Tarta de manzana nos enamoró. Es sencilla como toda la cocina de Atrapallada, a la par que deliciosa. Un crujiente hojaldre con la manzana en trozos encima y acompañado de un helado de vainilla fue el perfecto punto final a una cena inolvidable.

En definitiva, que nos encanta contemplar como hay sitios por los que parece que no pasan los años. Restaurantes en los que se comía, se come y se seguirá comiendo muy bien durante al menos otros 40 años. Sus pescados y mariscos son sensacionales, aunque conviene no olvidar sus exquisitas carnes. Producto de mercado de calidad y exquisita atención al público son dos de sus claves para 42 años después de que abriera sus puertas, Atrapallada siga en forma y se mantenga en lo más alto de las marisquerías de Madrid. Un restaurante ideal para comer a la carta o simplemente para tomar algo en su fantástica barra.

Restaurante Atrapallada

Paseo de las Acacias, 12.

Tel. 915 390 892 / 914 680 669

Precio medio: 40-50€

Parking y aparcacoches gratuitos

https://restauranteatrapallada.com

#Atrapallada #marisco #pescados #carnes #tapas #pinchos #cocinademercado #gallego #madrid #restaurante #recomendado #madridmeenamora #PaseodelasAcacias