• MADRID ME ENAMORA

LA TIA FELI, TAPEO CON ACENTO ANDALUZ Y GUIÑOS CASTIZOS

  • Vermutería, cervecería y buena vinatería para acompañar a irresistibles bocados

  • Croquetas, pavías de bacalao, ensaladilla… clásicos bien hechos que nunca fallan


Nada más entrar por la puerta la música te embriaga. Canciones de los ochenta y flamenquito del bueno te invitan a tomar el vermut, un vino o una caña bien tirada con alguno de los clásicos de su carta como la ensaladilla, las croquetas o el salmorejo junto a ricas chacinas, buenas frituras y una amplia variedad de molletes.


Estamos en La Tía Feli, en el número 33 de la calle Doctor Fleming, en el barrio de Chamartín, donde los hermanos Aarón y Mesala Guerrero han abierto esta moderna taberna ‘castizoandaluza’, la tercera después del éxito de las dos primeras en Ponzano y Ronda de Segovia.

Comedor de la taberna La Tía Feli en Chamartín.
Comedor de la taberna La Tía Feli en Chamartín.

Son tres los espacios en los que disfrutar de una propuesta que gusta a todos. La zona de barra, el salón inferior o la terraza –muy apetecible en esos días soleados- en los que lo más complicado será elegir solo unos platos. Si eres de los tabernarios nada mejor para empezar que disfrutar en la barra de una Gilda, una marinera o el matrimonio.

Matrimonio en La Tía Feli.
Matrimonio en La Tía Feli.

Ya en el comedor empezó el festival de platos con algunos de los imprescindibles de La Tia Feli como las Pavías de bacalao y mahonesa de ajo asado y el tradicional Flamenquín cordobés. Buenas frituras, nada aceitosas y elaboradas con un producto de calidad.

Flamenquín cordobés con pimientos de Padrón.
Flamenquín cordobés con pimientos de Padrón.

Mención especial merecen sus molletes. Desde los más clásicos como el de sobrasada con queso curado y miel de romero o el de chicharrón de Cádiz y tomate, a otros más modernos como el de mortadela de Bolonia trufada y burrata o del tan de moda pastrami. Y en este apartado de entrepanes encontramos un guiño muy castizo con un bocata de calamares aliñado con una mayonesa con un toque de wasabi que le va que ni pintado.

Mollete de pastrami.
Mollete de pastrami.

Después de una buena comida, los golosos encontrarán aquí una buena excusa para dar rienda al placer de disfrutar de alguno de sus postres. Brownie con helado, coulant de chocolate o la Tarta de queso son opciones que siempre nos conquistan.


En definitiva, que La Tia Feli es una moderna taberna con un precio asequible para disfrutar con amigos de una buena comida. Y si te apetece alargar la comida o disfrutar del tardeo, es también un lugar ideal para disfrutar de una copa o de alguno de sus cocteles.

La Tía Feli Calle del Doctor Fleming, 33. Tlfno: 910 173 716 Precio medio: 25€. Página web aquí



8 comentarios