• MADRID ME ENAMORA

EL PEDRUSCO DE ALDEALCORVO, LA ELEGANCIA DE LA ALTA COCINA TRADICIONAL

  • La tercera generación le ha dado la vuelta de tuerca al concepto de asador

  • Un restaurante ideal para disfrutar de los mejores asados sin salir de Madrid


Vanguardia y tradición van de la mano en este asador de cocina tradicional castellana. El Pedrusco de Aldealcorvo, nombre que recibe de la localidad segoviana de la que procede su fundador, es un restaurante especializado en cordero y cochinillo asado en horno de leña, al que la tercera generación ha ido introduciendo algunos toques modernos.


Ubicado en el número 27 de la calle Juan de Austria, en el barrio de Chamberí, este restaurante se divide en dos salas con una exquisita decoración que te hace viajar en el tiempo. En la primera planta, un coqueto comedor con paredes en piedra natural y colores cálidos, alberga cinco mesas y mucho espacio entre comensales. Abajo hay otra sala con maderas de viga vista en la que la joya de la corona es un horno centenario, de donde salen excelentes asados.

Comedor del restaurante El Pedrusco de Aldealcorvo.

En la carta encontramos suculentos platos tradicionales de esos que a todos gustan para darse un buen homenaje. Es tan difícil elegir entre tantas buenas viandas que es muy de agradecer el menú degustación que han elaborado con el que poder disfrutar en cuatro pases de la magnífica cocina de El Pedrusco.


Comenzamos con un torrezno de papada ibérica asado a la leña y después frito, una croqueta de huevo frito y leche fresca de vaca y un steak tartar de salchichón. Tres bocados perfectos para darnos cuenta de la excelente materia prima y el mimo con el que trabajan.

La Familia Matesanz está al frente de este establecimiento con alma de mesón en el que Sagrario y su hijo Gonzalo están en la cocina y su otro hijo, Antonio, capitanea la sala

A continuación, el segundo pase para seguir disfrutando con la comida y del trato exquisito de Antonio quien nos fue acompañando la comida con diferentes vinos que no hacían sino realzar cada plato. Pimiento relleno de bechamel de bacalao en salsa vizcaina, Foie mi-cuit marinado en moscatel y manzana asada a la leña y Tentáculo de pulpo confitado a la brava son tres elaboraciones que brillan con luz propia.


A estas alturas de la comida teníamos claro que El Pedrusco ha sido ¡todo un descubrimiento! y comer en él un acierto. Una experiencia gastronómica de primer nivel en este asador en el que han sabido darle una vuelta de tuerca al concepto tradicional para incorporar pequeños toques innovadores con los que adaptarse a los nuevos tiempos. Un buen ejemplo son sus Sopas de ajo con salsa americana y gambón o la Cococha de bacalao guisado en salsa y panaderas. ¡Dos elaboraciones sobresalientes!


Pero la verdadera joya de la corona de El Pedrusco es su horno de leña que viajó desde el pueblo segoviano de Aldealcorvo, tras dar servicio en una panadería. Para ello fue desmontado y -piedra a piedra- se trasladó a la capital. Su construcción de adobe, barro y paja, dan fuego al encendido diario a base de leña de encina y de su interior salen magníficos asados como el cochinillo que nos comimos.

Cochinillo asado en horno de leña y lechuga confitada.

Y cuando pensábamos que ya nada podría sorprendernos llegó el momento más dulce de la comida. Su tarta de queso galmesano y queso azul de Valdeón nos robó el corazón. Muy cremosa y con un sabor delicioso ha entrado por la puerta grande en nuestro ranking de "Las mejores tartas de queso de restaurantes de Madrid".

Tarta de queso galmesano y queso azul de Valdeón con helado de galleta.

En definitiva, que El Pedrusco es mucho más que un excelente asador. Un restaurante familiar con una cocina honesta en el que te hacen sentir como en casa y donde una comida se convierte en una magnífica experiencia gastronómica. Un lugar a tener muy en cuenta si quieres comer muy bien y con una inmejorable relación calidad precio.


Por cierto, tienen un servicio de delivery y take away llamado Mamá Sagrario, un guiño precioso a las alma mater de El Pedrusco , que después de más de medio siglo cocinando en el barrio se ha ganado el título de la “LA MAMÁ DE CHAMBERÍ”.


El Pedrusco de Aldealcorvo

Calle Juan de Austria, 27

Tlfno: 91 446 88 33

Precio medio: 45-50 euros

Precio menú degustación: 60 euros

Página web aquí