• @madridmeenamora

EL DUCADO, UN BAR DE BARRIO DE VERDAD CON BUEN PRODUCTO, PRECIOS COMEDIDOS Y MUCHA CERVEZA

Actualizado: mar 20


Lo encontramos casi por casualidad en un día frío y nada más entrar sentimos "el calor del amor en un bar" que cantaba a mediados de los años 80 Gabinete Caligari. Detrás de la barra estaba Javi, el dueño de El Ducado, un bar de barrio del distrito de Arganzuela donde manda el producto de calidad en una cocina tradicional mediterránea. Un lugar en el que se come y bebe bien a precios moderados.

A solo unos pasos de la Sala La Riviera y muy cerca de La Latina, El Ducado es una cervecería-restaurante moderna con una decoración cuidada en el que se dan desayunos, comidas y cenas. Nada más entrar nos encontramos con una amplia y cómoda barra ideal para tomar algo de picoteo con una caña o un vino.

Como nos apetecía sentarnos y, abajo estaba lleno -lo cual siempre es buena señal-, subimos por la escalera al comedor el cual nos sorprendió por lo cómodo y acogedor que parecía. Pedimos un par de cañas -tienen una carta de cervezas de todo tipo- y echamos un vistazo a su amplia carta (tostas, raciones, ensaladas, carnes, pescados...). Nos decidimos en primer lugar por una Tabla de jamón ibérico y queso de oveja curado. ¡Un buen comienzo!

A continuación nos trajeron unas deliciosas Anchoas del Cantábrico sobre una cama de tomate natural. Sabemos que es un plato que no tiene misterios, pero si que identifica cuando un sitio tiene un buen producto de verdad. Las anchoas estaban riquísimas. Mmmmm!!!

Nos llamó mucho la atención uno de los platos de su carta. El Carpaccio de pulpo con crema de aceitunas negras. Siendo el pulpo uno de los productos más populares de nuestro país, probarlo de una forma diferente siempre se agradece. Esta es una ración original y llena de sabor con la que sorprenden a sus clientes. Con nosotros lo consiguieron, tanto que acabamos dejando el plato limpio de tanto mojar pan.

Para terminar optamos por un plato caliente. ¿Quién dice que en los barrios no se apuesta por la cocina fusión o de inspiración internacional? Para muestra un botón, sus Langostinos salteados con verduras al wok trasladan a quien los prueba al lejano oriente. A nosotros nos encantaron, un plato perfectamente ejecutado con el mejor producto de nuestra tierra y un toque asiático original.

En definitiva, que tras nuestra visita a El Ducado queremos romper una lanza por lo bares de barrio. No son locales de moda de la capital, ni tienen aparcacoches en la puerta, ni un interiorismo de revista o una presentación instagrameable de sus platos, pero si que tienen detrás un trabajo humano impresionante de un equipo que todos los días se desvive porque sus clientes se sientan como en casa. Por eso, son los más queridos del barrio. Y sino que se lo digan a las decenas de parroquianos que cada día vienen a la hora de comer a degustar un menú del mediodía en el que por solo 11 euros sales más que comido.

Por cierto, Javi nos contó que es el hijo del dueño de El Palentino, el mítico bar de la calle Pez, en Malasaña, en el que él creció y donde aprendió lo mejor del oficio. Ahora entendemos eso de que "como en El Ducado en ningún lado". Nosotros ya estamos pensando en repetir, ¿y tú?

El Ducado

Calle de Juan Duque, 10

Tlfno: 91 365 50 28

http://www.elducadorestaurante.com/


#ElDucado #restaurante #cervecería #tapas #raciones #cerveza #planes #carnes #pescados #madrid #madridmeenamora