• @madridmeenamora

LA VACA Y LA HUERTA, LO MEJOR DEL CAMPO EN LA MESA

Actualizado: mar 11


Traer los mejores productos del campo a la mesa del comensal y prepararlos con imaginación sin perder nunca de vista que lo importante es el sabor del producto principal. Después de tres años con esta filosofía, Ángel y Fernando, los dueños de La Vaca y la Huerta se renuevan introduciendo nuevos platos saludables en la carta, pero manteniendo clásicos que atraen cada día a su casa del número 13 de la calle Recoletos a fieles devotos.

Entrar en La Vaca y la Huerta es sentirse como en casa, no solo por el trato, sino por su sencilla decoración en la que se mezcla lo rústico con lo moderno y donde el blanco y el negro conviven con las frutas y verduras frescas. En la pared principal del local, vemos un mural pintado a mano con rotulador con una divertida vaca y un bodegón de frutas. Aquí, el cliente respira una atmósfera de tranquilidad que parece transportarle al campo.

Los platos a base de verduras y hortalizas de temporada son la base principal de este restaurante en el que la base es la cocina tradicional. Con estas premisas es fácil encontrar uno de sus clásicos, las Alcachofas naturales confitadas en flor con aceite arbequina. ¡Sencillamente imprescindibles!

En carta mantienen también otro clásico como es la Ensalada de Burratina con pamplinas y pesto de tomate seco. La magia de este entrante radica en el uso de las llamadas pamplinas o corujos, es decir, unas pequeñísimas hojas, como brotes y con una textura muy agradable. Un producto estacional con un sabor entre dulce y ácido.

Entre las novedades que probamos, la Coliflor a la importancia, un plato que toma como base la elaboración de las patatas a la importancia, pero con un caldito más denso y fuerte de sabor al estar con jamón ibérico y vino blanco. ¡Nos encantó!

De la nueva carta de La Vaca y la Huerta también comimos unas sensacionales Setas con crema de chirivía y yema de huevo de corral. Un plato sin apenas artificios donde el sabor de las setas de las variedades gula de monte, lengua de vaca y shitake es sobresaliente.

Pero como no solo de verdura de la huerta vive el hombre, también las carnes juegan un importante papel en este restaurante. Un lugar en el encontrar uno de los mejores cortes de carne de vaca rubia gallega de Madrid (de entre 5 y 8 años de edad y con una maduración de unos 40 días). ¿Qué os parece el Lomo bajo que comimos? Sobran las palabras.

Entre los postres, en su carta mantienen el Chocolate en tres texturas y la Tarta de queso con mango y miel. Lo más nuevo, un postre tradicional como son las Peras al vino caseras. No llegamos a probarlos, pero tenían una pinta buenísima.

En definitiva, que La Vaca y La Huerta sigue fiel al concepto con el que nació. Elaborar platos con verduras y hortalizas frescas y de temporada en los que se mantiene todo el sabor del producto principal. Un sitio que merece la pena ir a probar. Por cierto, tienen un menú diario a 18€ que incluye un primero, un segundo, postre, bebida y café.

La Vaca y la Huerta

Calle Recoletos, 13

Precio medio: 30-35 euros

http://www.lavacaylahuerta.com

#Lavacaylahuerta #verduras #carnes #hortalizas #restaurante #recomendado #madrid #madridmeenamora