• MADRID ME ENAMORA

RESTAURANTE SARGO, COCINA MEDITERRÁNEA VIAJERA

  • Un lugar para disfrutar de las mejores materias primas del mar y la montaña

  • Entre sus imprescindibles, el cabracho frito y su tarta de queso fundente


A los dueños de Sargo les gusta decir que su restaurante es "El arrecife de Madrid". Ubicado en el barrio de Salamanca, la cocina mediterránea de mercado con toques viajeros es una de sus señas de identidad en un local elegantemente decorado en el que además del espacio interior cuanta con una acogedora terraza cubierta.

El cuidado interiorismo de Sargo lo convierte en un restaurante muy acogedor.
El cuidado interiorismo de Sargo lo convierte en un restaurante muy acogedor.

Elijas una zona u otra del local, lo que de verdad importa es que aquí se viene a comer bien y que si eres de los que le gusta más los productos del mar aquí tienes un restaurante con encanto en el que disfrutar en pareja, con amigos o en familia.

Las zamburiñas a la parrilla son una de nuestras debilidades.
Las zamburiñas a la parrilla son una de nuestras debilidades.

La materia prima de calidad es la protagonista de unos platos donde manda la tradición, pero con emplatados modernos que hacen aún más apetecible la experiencia. Los pescados y mariscos se compran directamente en las lonjas gallegas la tarde anterior de estar cocinados y servidos en el plato, y las carnes son compradas directamente a un matadero que sirve a restaurantes que ostentan estrellas Michelin.

Pulpo a la brasa con kimchi, ajada y batata.
Pulpo a la brasa con kimchi, ajada y batata.

Nosotros optamos por disfrutar de sus productos del mar y no defraudó, Sus zamburiñas a la parrilla estaban para repetir una y otra vez y su pata de pulpo a la brasa, tierna y sabrosa. Como entrante pedimos también unas alcachofas confitadas, un plato que prácticamente no hay ya ningún restaurante que no lo tenga en su carta.

 Alcachofa confitada con cecina.
Alcachofas confitada con cecina.

El plato estrella de Sargo Madrid es el cabracho frito entero, del que se come todo y ¡con las manos!, en las que si quieres te puedes poner unos guantes que te traen. Se trata de un pescado muy sabroso que acompañan de una salsa tártara, que no necesita porque solo está de vicio, además de una pequeña ensalada.

No te puedes ir de Sargo sin probar el cabracho frito, una de sus especialidades.
No te puedes ir de Sargo sin probar el cabracho frito, una de sus especialidades.

Para terminar, no hace falta que vuelvas a mirar la carta. Su tarta casera de queso fundente con dulce de leche es imprescindible. Es muy cremosa, con base de galleta, y un sabor muy rico. El perfecto final para cualquier comida. (Descubre las mejores tartas de queso de restaurantes de Madrid)

La tarta de queso fundente de Sargo está de muerte lenta.
La tarta de queso fundente de Sargo está de muerte lenta.

Restaurante Sargo Madrid

Calle del General Díaz Porlier, 57

Tel: 91 010 66 57.

Precio medio: 35-40€.

Página web aquí



2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo