• @madridmeenamora

FUEGO, LA PERSONALIDAD DE LAS BRASAS Y EL HUMO CONQUISTA AL PRODUCTO DE TEMPORADA

Actualizado: mar 19


El fuego nos enamora. Las llamas, las brasas, su crepitar, su calor e, incluso, su aroma. ¿A quién no le gusta unas verduras o carne a la brasa? Nosotros no conocemos a nadie, por eso hoy para los amantes del más ardiente de los cuatro elementos os hablamos de Fuego. Un restaurante que cocina todos sus platos con este componente para dotar a sus elaboraciones del misticismo de la lumbre consiguiendo un resultado espectacular en aroma y sabor.

El local está ubicado a solo unos pasos de la calle Serrano y de la Embajada de Estados Unidos, y dispone de terraza para disfrutar de las altas temperaturas que ya nos acompañan. En su interior, la cocina a la vista, con su magnífico horno y sus hipnóticas brasas dominando el espacio. La decoración recuerda más a los bistrot parisinos con paredes empapeladas con motivos vegetales, sofas corridos, lámparas de araña y flores en las mesas, detalles que lo convierten en el escenario ideal para una comida o cena en pareja.

Al frente de los fogones se encuentra Loreto Villaverde, abogada de profesión y chef de vocación, cambió hace años la toga por la chaquetilla. La cocina es su verdadera pasión y ahora, tras cuatro años en Garden Navarra, toma las riendas de Fuego. En su carta, las brasas dominan las elaboraciones y se pueden probar puerros, alcachofas, pulpo de la ría o unos Mejillones de Normandía a la brasa con salsa Marinera. Platos todos ellos con ese toque tan especial que dan las ascuas y que nos encanta.

Fuego no es un restaurante nuevo. Abrió sus puertas hace dos años como uno de los integrantes del grupo Los 4 elementos que comenzó con un magnífico Aire, especializado en aves con Gonzalo Hierro a la cabeza quien ahora se ha lanzado a una nueva aventura con Bowl Bar. Fuego ha cambiado la dirección, pero mantiene la esencia con la que nació y algunos platos emblemáticos como su famosa Tortilla de Betanzos con txangurro, que sirven en la propia concha del centollo. La presentación te deja sin palabras y al probar el primer bocado sientes la necesidad de seguir comiendo sin parar un plato que es toda una delicia.

Entre sus segundos destacan el rodaballo a la brasa, su steak tartar de picanha con tuétano asado o su Rabo de vaca en demiglace con verduritas y patata primor. Un plato que tomamos para compartir y que nos fascinó. La carne estaba muy tierna y jugosa. ¡Todo una delicia!

Entre los postres teníamos dudas. Nos recomendaron su Tarta de Queso, pero ya sabéis que nos encanta el chocolate, así que no pudimos evitar caer en la doble tentación. Probamos la cheesecake...

... y un postre con varias Texturas de chocolate, en el que había brownie, trufas, mousse y helado. ¡Puro vicio!

En definitiva, que Fuego es un restaurante atractivo para los amantes tanto del pescado como de la carne cocinados a la brasa y al humo Un lugar con elaboraciones elegantes donde disfrutar del calor y de la personalidad del fuego en la mejor compañía. Y tú, ¿te lo vas a perder?

Fuego

C/Hermanos Béquer, 5

Telf.: 910 51 58 11

Precio medio: 35 euros.

Si te ha gustado esta recomendación, ayúdanos compartiéndola con esos amigos a los que como a tí Madrid les enamora. Seguro que ellos te lo agradecen y nosotros también ¡Mil gracias!

#Fuego #brasas #Restaurantefuego #HermanosBecquer #carnes #pescados #madrid #Madridmeenamora