• MADRID ME ENAMORA

MARTINICA MADRID, UN EXÓTICO VIAJE POR LOS 5 CONTINENTES

  • Tras el éxito en Salamanca ha abierto un espectacular local en Madrid

  • Su original carta está llena de contrastes, sabores, texturas y colores


Martinica es un nuevo restaurante de comida fusión mediterránea en Madrid en la que el chef Marcello Salaris nos invita a viajar con el paladar. Partiendo de una base de producto nacional, fresco y de mercado, sus creaciones tienen influencias de Japón, México, Marruecos e Italia. Ubicado en la zona de María de Molina del barrio de Salamanca, se trata de un amplio y elegante local. Su interiorismo, con inspiraciones art-deco modernizado, envuelven al comensal en un ambiente de sensaciones para disfrutar cada minuto de este acogedor espacio que cuenta con un pequeño jardín vertical que permite pasar la luz natural del exterior y que consigue que la sala vaya cambiando de ambiente en cada momento del día.

El interiorismo de Martinica es espectacular.
El interiorismo de Martinica es espectacular.

En la carta de Martinica encontramos propuestas mediterráneas de esas que gustan a todos con toques fusión de los cinco continentes para sorprender al comensal en cada bocado. Una cocina original con un punto rebelde en la que en cada plato encontramos distintas texturas, sabores y unas presentaciones sobresalientes que llevan conquistado en Salamanca a miles de parroquianos desde 2018 cuando el empresario Francisco Gil abrió el primer Martinica.

Foie mi-cuit, brioche de mantequilla, bottarga de Cerdeña y huevas servido con gel de yuzu.
Foie mi-cuit, brioche de mantequilla, bottarga de Cerdeña y huevas servido con gel de yuzu.

Lo más difícil es elegir entre su amplia carta porque en ella encontramos elaboraciones irresistibles como la Berenjena a la parmesana fusión ítalo-japonesa; el Brioche de mantequilla con presa ibérica de bellota ahumada al momento, ricota al pesto y mahonesa de chile chipotle, los Taquitos de steak tartar de solomillo de ternera nacional, huevo de codorniz y patatas fritas o la Croqueta líquida de cocido madrileño para comer con cuchara.

Berenjena a la parmesana fusión ítalo-japonesa.
Berenjena a la parmesana fusión ítalo-japonesa.

Entre sus platos principales destaca la Lasaña de carrillera de ternera con mozzarella de búfala , pesto y prosciutto cotto; el Solomillo de cerdo ibérico de bellota, praliné de pistachos, queso de Cabra y manzana verde; el Bacalao a la brasa servido con guiso de patata, setas, trufa, consomé de cebolla y tuétano;

Pulpo a la brasa con fregola sarda al ajillo, alcachofas, torreznos y cream fraiche de Yuzu.
Pulpo a la brasa con fregola sarda al ajillo, alcachofas, torreznos y cream fraiche de Yuzu.

Mención especial merece uno de sus grandes ‘hits’, la Albóndiga de rabo de toro, anguila ahumada, berenjena y yema cruda (galardonado como segundo mejor plato de rabo de toro de España en 2019). Es un plato de ¡toma pan y moja! sensacional.

Albóndiga de rabo de toro, anguila ahumada, berenjena y yema cruda.
Albóndiga de rabo de toro, anguila ahumada, berenjena y yema cruda.

Cócteles para acompañar


La propuesta líquida de Martinica cuenta con medio centenar de referencias entre tintos, blancos y rosados. Esta oferta se completa con los cócteles de autor diseñados por Emilio Rodríguez, que ha pasado por coctelerías tan emblemáticas como Angelita Madrid, Malaboca y los restaurantes Dspeakeasy o Fayers.

Algunos de los nombres son el Martinica Club, con encurtido casero de frambuesa y moras y London dry gin con un toque dulce y fresco de menta; Momento tiki; un equilibro entre zumos y destilados con cítricos, canela Thai y vodka; y Andino, un cóctel nikkei con umeshu y shiso, perfecto para acompañar la comida.

Postres para sorprender

Un buen ejemplo es “Mi viaje a Marruecos”, una propuesta llamativa que mezcla varios sabores como son el de la frambuesa, el pistacho o el curry en forma de polvo y presentado en un tradicional tajine, con lo que evoca directamente a un paseo por la medina de cualquier ciudad marroquí.


En la parte dulce sorprende Cítricos, una falsa mandarina con yogur y compota de naranja, kumquat, espuma de Campari y naranja sanguina. Lógicamente no falta en carta una tarta de queso cremosa y para #chocolatelovers como nosotros el postre que podéis ver en la foto. ¿Irresistible verdad?

Tarta de chocolate cremosa con helado de baileys y sus trufitas.
Tarta de chocolate cremosa con helado de baileys y sus trufitas.

En definitiva, que Martinica es un nuevo ‘place to be’ en Madrid. Al precioso interiorismo hay que sumarle una comida mediterránea con toques internacionales de calidad y un precio razonable, motivos más que suficientes para ir a conocerlo. Por cierto, si eres de los que te gusta el tardeo o la primera copa en el restaurante, en Martinica tienen un DJ en directo los viernes por la noche y los sábados por la tarde y por la noche. Martinica Calle Pinar, 6 Tlfno: 910 947 912 Precio medio: 40 euros. Cuenta con terraza Página web aquí



5 comentarios