top of page
  • MADRID ME ENAMORA

LA FONDA LIRONDA, COMER BIEN Y PASÁRTELO EN GRANDE

  • Cocina tradicional a la brasa, buen ambiente y actuaciones en vivo

  • El local está inspirado en el glamour neoyorkino de los años 50


La Fonda Lironda es más bien La (Monda) Lironda, el restaurante de moda donde divertirse con los amigos no está reñido con comer bien. Ubicado en la calle Génova, muy cerca de la Plaza de Colón, su decoración con techos iluminados, sofás de terciopelo y piel, vitrinas acristaladas y otros detalles amaderados conquista nada más entrar. Y su barra de cócteles, inspirada en el Nueva York de los años 50, destila glamour.

El interiorismo nos traslada al Nueva York de los años 50.
El interiorismo nos traslada al Nueva York de los años 50.

En su carta encontramos platos apetecibles de esos que a todos gustan, buen producto y las brasas como protagonistas. Una cocina honesta donde da gusto compartir platos como sus croquetas de jamón crujientes y cremosas, su ensaladilla rusa (recomendamos pedirla con extra de tartar de atún), los buñuelos cremosos de queso manchego con dulce de manzana o su aguacate a la brasa relleno de atún.

Las verduras cobran especial protagonismo en la carta de La Fonda Lironda. Así encontramos originales propuestas como el bimi a la brasa, crema de guisantes y cecina, las flores de calabacín en tempura, queso viejo y emulsión de miel y pimentón o el mejor tomate del momento con el mejor aceite del mundo. Platos que llaman la atención por sus presentaciones y por su terminación, muchas de ellas en la propia mesa del comensal, como su espectacular Ensalada César.

La ensalada César es uno de los nuevos platos de la carta de La Fonda Lironda.
La ensalada César es uno de los nuevos platos de la carta de La Fonda Lironda.

A esta buena selección de platos hay que añadirle la música en directo o sesiones con Dj que dan lugar a sobremesas diferentes y la carta líquida, firmada por Carlos Moreno, con una carta cócteles de autor con propuestas sorprendentes para el aperitivo, la comida o la sobremesa.

Las brasas y el horno de carbón son el hilo conductor de los platos principales. Del mar hay latos tan sugerentes como el tarantelo de atún rojo lacado a la brasa, el rapito a la parrilla con bilbaína emulsionada o la jugosa merluza a la romana con jugo de pimientos asados. De la tierra, Chuleta de vaca madurada, Entrecotte de lomo bajo a la parrilla o el medallón de jarrete glaseado son solo algunas de sus opciones. Lo más difícil es elegir solo uno.

Para terminar, en La Fonda Lironda, del Grupo Carbón, hay un postre que verás en casi todas las mesas: su tarta de queso cremosa. Nosotros nos decantamos por su flan muy cremoso, que preparan con nata, y por su sensacional tarta de praliné de chocolate. ¡Todo un acierto!

La Fonda Lironda Calle Génova, 27. Precio medio: 40-45€ Tlfno: 911 08 88 81

Página web aquí

5 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page