• MADRID ME ENAMORA

LA COCINA DE MARÍA LUISA, UN TEMPLO DE LA TRUFA EN MADRID


  • La chef María Luisa Banzo prepara excelentes guisos ¡de toma pan y moja!

  • Las carnes de caza y las setas son junto a la trufa, otras de sus especialidades


Hace ya casi veinte años que María Luisa Banzo se instaló en Madrid en la la calle Jorge Juan, convertida hoy en una de las zonas gastronómicas más importantes de la capital. Con solo 26 años se convirtió en la primera diputada del PP de la provincia de Soria y la más joven del Congreso, pero prefirió dejar de cocinar entre escaños para hacerlo entre fogones.


Amor, mimo y pasión son los ingredientes estrella de una cocina humilde y sincera que bebe del recetario tradicional y que aprendió de joven en la cocina de El Maño, el bar de sus padres en la localidad soriana de Navaleno. Su especialidad en La cocina de María Luisa son las carnes de caza, las setas y, sobre todo, la trufa negra de su Soria natal, un producto de extraordinario valor que siempre es un placer disfrutar en cualquiera de los tres salones en los que se divide su restaurante.

Comedor del restaurante La cocina de María Luisa.

Lo mejor si es la primera vez que acudes a este santuario del buen comer es dejarte llevar por los consejos de su cocinera. En nuestra cuarta visita a La cocina de María Luisa nosotros nos pusimos una vez más en sus manos y empezamos a lo grande. La trufa negra (Tuber melanosporum) en carpaccio con sal y aceite es uno de esos platos tan sencillo como genial. Una elaboración con mucho sabor que acabas cogiendo pan y rebañando el plato.

Carpaccio de trufa negra con sal y aceite.

El servicio, de esos de ‘toda la vida’, es atento, amable y profesional. Así, da gusto deleitarse con unas elaboraciones en la que la pasión por la cocina está siempre presente. Un buen ejemplo de ese amor de María Luisa Banzo es la Sopa de trufa y yema que "reconforta el alma y el estómago".

La sopa de trufa y yema es puro placer en cada cucharada.

A continuación, disfrutamos de las Delicias de acelgas. Un bocado sensacional en el que la verdura envuelve una brandada de pato y trufa negra. Una elaboración sobresaliente, aunque visualmente no hace justicia.

Delicias de acelga con pato y trufa negra.

La caza es otra de las grandes apuestas de La Cocina de María Luisa. Jabalí, venado, ciervo, perdices, liebre .... sabores únicos conseguidos con los secretos de la cocina tradicional y que María Luisa prepara como nadie en Madrid. Pero si hay una estrella que debes pedir ¡sí o sí! son las Manitas de cerdo rellenas de carne y trufa de Soria. Un guiso tradicional sublime.

Manitas de cerdo rellenas de carne y trufa de Soria.

Para terminar, una sorpresa más llegó a nuestra mesa en forma de postre. Las frutas gratinadas con trufa negra nos parecieron espectaculares. Un postre sensacional y completamente diferente por el uso de la trufa. Es algo poco usual que solo habíamos visto en el restaurante Aitatxu con su flan de leche de oveja, nata condensada, tofe con sal y trufa uncinatum.

Frutas gratinadas con trufa negra.

En definitiva, que si quieres darte un homenaje de trufa, setas y/o carne de caza y probar sabores de antaño conseguidos con el amor y la dedicación de la cocina de las abuelas no puedes perderte los platos que te esperan en este restaurante. Nosotros siempre estamos deseando volver.


La Cocina de Maria Luisa

Calle de Jorge Juan, 42

Teléfono: 917 810 180

Precio medio: 45€

Página web aquí

Entradas Recientes

Ver todo