• @madridmeenamora

EL JARDÍN DE ORFILA Y MARIO SANDOVAL, EL PLACER CON MAYÚSCULAS EXISTE

Actualizado: mar 11


Hay restaurantes que te enamoran a primera vista antes de visitarlos. Eso es lo que nos pasó a nosotros con El Jardín de Orfila. Un establecimiento elegante y tranquilo, que está ubicado en los bajos del palacete en el que se encuentra el Hotel Orfila, y que tiene como chef ejecutivo a Mario Sandoval. Una espectacular tarjeta de presentación que habla por si sola.

Este bonito espacio de decoración clásica y sencilla en el que predominan los colores claros tiene una gran luminosidad gracias al gran ventanal que da paso a una maravillosa terraza-jardín en la que disfrutar de una fantástica velada. La comida, con el sello del cocinero del restaurante Coque reconocido con dos estrellas Michelín Mario Sandoval, es un aval de saber hacer y toda una garantía de que esta experiencia gastronómica va a ser de 10.

El comensal que visita El Jardín de Orfila comienza su experiencia gastronómica en el bar del hotel. Aquí arranca el recorrido con un cóctel y una tapa especialmente diseñados por el chef. Se trata de Abalón, un molusco, parecido a la ostra y que es una autentica delicia para el paladar. No en vano está considerado como el marisco más caro del mundo.

Una vez sentados en una elegante mesa, con mantel de hilo y cubertería de lujo, se puede elegir entre comer a la carta u optar alguno de los dos menús degustación. Uno compuesto por seis platos y otro más largo de ocho. Nosotros preferimos el más completo con la opción de maridaje para probar todo lo que tenía por ofrecer este maravilloso enclave. El Menú Gastronómico comenzó con tres aperitivos perfectos para abrir boca y que son solo un adelanto de todo lo que está por llegar. Tapas originales elaboradas con ingredientes tan sabrosos como el foie 0 la torta del Casar, pero en preparaciones tan diferentes como el macarron o el pan bao. Toda una delicia. ​

El primer entrante fueron unos Langostinos envueltos en verduras crujientes. Un marisco que se sirve con salsa de estragón y que resalta el sabor del ingrediente principal. Un plato muy sugerente y ligero que marida a la perfección con el Champagne Taittinger Brut Reserve con el que se marida.

A continuación degustamos el Ravioli de crustáceo y verduritas con salsa de champagne y azafrán. La cremosidad de la salsa junto con la textura suave de la pasta rellena lo convierte en un bocado delicioso que se deshace en la boca. En este caso, la copa de vino nos traslada hasta Galicia con un Do Ferreiro 2016, D.O Rias Baixas.

La Emulsión de gachas con ibéricos y caviar Osetra es una propuesta bonita por fuera y sabrosa por dentro. Además, el hecho de que la terminen de preparar en la mesa es un plus añadido, ya que al comensal se le hace la boca agua mientras se sirve la sopa. Una espera que se hace más agradable con una copa de Gran Caus Rosas 2016, Do Penedés.

El pescado elegido por Mario Sandoval para sorprender a los visitantes de El Jardín de Orfila es el esturión, una especie poco común en las cartas de los restaurantes y que tiene más de 120 millones de años de antigüedad. Aquí, se prepara el Esturión en escabeche al azafrán y berenjena con ajo morado de Las Pedroñeras. Este plato nos sorprendió especialmente tanto por si mismo como por su maridaje con una Manzanilla La Guita, Do Jerez, un vino tradicionalmente de aperitivo que nunca habíamos probado en mitad de una comida.

En una carta elaborada por Mario Sandoval siempre hay un sitio para sus famosos asados. En el menú degustación de El Jardín de Orfila, la elegida es la Paletilla de cordero, que se prepara con migas de panceta ibérica y chorizo. Se trata de uno de esos platos en los que se nota la mano maestra del cocinero y que repetirías una y otra vez y, sobre todo que recomendarías a amigos y conocidos. Este plato tan tradicional no podía tener mejor acompañamiento que un Habla del Silencio 2015, un Vino de la tierra de Extremadura con toda la potencia necesaria para un segundo contundente.

Tras la parte salada, llega el momento del postre. Un dulce final que antes de llegar tiene un preludio inmejorable, una Tabla de Quesos Stilton y Comte con membrillo y pan. Unas pequeñas porciones que maridaban a la perfección con el vino elegido por el sumiller, un Quinta du Noval LBV 2010, Do Porto. Y es que ese dicho de "vino y queso saben a beso" nunca fue más cierto.

Tras finalizar la parte salada, llegó la parte dulce con un Sorbete de manzana ácida a la sidra con mousse de yogur. Una propuesta refrescante y diferente como final de una comida, en la que las diferentes texturas que la componen hacen las delicias de los menos amantes del dulce. Un disfrute que no podría estar completo sin la transgresión de S'naranja, Do Condado de Huelva, un vino que sorprende y resalta a la perfección la acidez de esta elaboración.

El segundo postre es uno de esos platos en los que se permite al comensal interactuar con su comida. Las Migas de chocolate con espuma de leche, helado de yogur y frambuesa se presentan como una paleta de colores y es el cliente el que las mezcla hasta conseguir una textura uniforme que recuerda al yogur, pero con un color y un sabor intenso. Como intenso era el vino dulce Fernando de Castilla Px, Do Jerez que lo acompañaba. Toda un lujo para terminar una cena perfecta. ​

Para nosotros visitar El Jardín de Orfila ha sido todo un disfrute para los sentidos. La elegancia y clasicismo de sus estancias contrasta a la perfección con la maravillosa cocina de su chef ejecutivo Mario Sandoval, un mago de los fogones capaz de conjugar tradición e innovación en sus platos. Una visita que merece la pena por su servicio impecable y su exquisita cocina. Un lugar con mucho encanto que recomendamos para celebrar cualquier evento, en especial, aquellos cuyo objetivo sea conquistar a tu acompañante.

El Jardín de Orfila

C/ Orfila, 6

Telf.: 91 702 77 70

Precio menú degustación: 68-84€

http://www.hotelorfila.com/Gastronomia.aspx

#Coque #MarioSandoval #Restaurante #restauranterecomendado #ElJardindeOrfila #EstrellaMichelin #Madrid #Madridmeenamora #vino #vinodulce #champagne #RiasBaixas