• @madridmeenamora

EL GATO CANALLA, LA TRADICIÓN MADRILEÑA DA UN GIRO ATREVIDO Y SE FUSIONA CON OTRAS CULTURAS

Actualizado: mar 11


El nombre del restaurante define a la perfección su cocina. Gato hace referencia a lo madrileño. Canalla es por el toque atrevido y, a veces, incluso transgresor de sus platos. Elaboraciones que parten de la tradición más castiza, pero que tras pasar por la cocina se fusionan con otras culturas y sufren una transformación para llegar a la mesa en su versión más canalla.

Situado en la calle de Silva, 6 y ubicado en la primera planta del Hotel Indigo Madrid Gran Vía, la decoración de El Gato Canalla está dominada por las líneas sencillas y los colores neutros, y por un gran mural de la Gran Vía, además de divertidos felinos que se cuelan hasta en cuadros tan conocidos como el Guernica de Picasso.

La carta hace una revisión de las recetas tradicionales madrileñas pero con un toque rompedor. Una característica que se cuela incluso en los nombres de los platos., algunos tan divertidos como el Bien te sabe, Hasta las trancas o el Toro borracho de chocolate. Para saber en qué consisten hay que hacer una visita al restaurante.

La oferta es muy amplia y va desde tapas, pizzas y pastas, entrantes y verduras, hasta el lado más marinero y carnal. Por eso es de agradecer que cada mes elaboren un menú degustación con el que poder probar algunas de las elaboraciones más representativas de este establecimiento. Nosotros empezamos probando su Morcilla envuelta en cereales con queso de cabra fundido. Un aperitivo ideal para abrir boca, el jefe de cocina nos confesó que es uno de sus 'grandes éxitos' y no nos extraña.

La Ensalada de cangrejo en témpura y vinagreta hoisin no decepciona. Quien piense que las ensaladas son aburridas es que no han probado esta. Un entrante ligero pero contundente por la potencia del sabor de su ingrediente principal y su aliño. El plus, la granada. Una fruta que nos encanta por su frescura y su toque crujiente.

El Tataki de atún con salsa sweet chili fue el plato que más nos gustó de todo el menú. Los 'spicy lovers' pueden encontrar en este pescado fresco un gran plato para disfrutar de lo mejor del mar con el punto justo de picante.

Cerramos la parte salada con la Mini hamburguesa de buey con queso de cabra. Una propuesta pequeña en su tamaño, pero con un gran sabor. Una porción de tamaño justo para saciar el deseo de carne. Una jugosa hamburguesa a la que acompañaban tomate cherry, la rúcula y el queso de cabra en el interior del pan, y unas sorprendentes patatas gajos.

Y de postre...imprescindible la Bomba de chocolate y mandarina, una propuesta diferente en el que se puede disfrutar de unos bombones de chocolate diferentes, rebozados como si de una croqueta se tratara. Crujientes por fuera al morderlos sientes una explosión del sabor del chocolate. El helado de mandarina, es todo un acierto por el contraste del cítrico con el cacao.

En definitiva, que El Gato Canalla es un restaurante con opciones para todos los gustos a un precio ajustado. Situado muy cerca de la Plaza del Callao, nos parece una buena propuesta para hacer un alto para comer si estas de compras por la zona o para cenar después de haber disfrutado de una obra de teatro.

El Gato Canalla

Calle de Silva, 6

Teléfono: 912 00 85 85

Precio menú: 29 euros

http://elgatocanalla.com/restaurante

#Elgatocanalla #restaurante #recomendado #madrid #cocinafusión #tataki #hamburguesa #ensalada #entrantes #pizzas #morcilla #Madridmeenamora