• MADRID ME ENAMORA

LA MISIÓN, COCINA MEDITERRÁNEA CON ENCANTO COLONIAL

  • Ubicado en un chalet de Arturo Soria que nos traslada al ambiente de las antiguas misiones españolas de Alta California

  • Imprescindibles sus virutas de foie y el pulpo a la brasa con cremoso de patata


Llama la atención desde fuera. En pleno Arturo Soria nos encontramos con un chalet de estilo colonial, convertido en restaurante, cuyo ambiente recrea el de las antiguas misiones españolas de Alta California. En la planta calle encontramos una agradable terraza a dos alturas y el comedor principal en el que destacan los tonos claros, el ladrillo visto y una decoración de época con lámparas y diversas fotos antiguas en blanco y negro. En la planta de abajo, otro comedor y dos pequeños reservados para los que quieren algo más de intimidad.

Al frente de los fogones encontramos al chef Manuel Fernández, quien elabora una cocina mediterránea con toques vanguardistas y un producto de primera. Mientras echábamos un vistazo a la carta, la cual está dividida en cinco apartados en función de su precio, nos trajeron un plato de chistorra de aperitivo. ¡Que rico!

No fue fácil elegir entre distintas opciones de entrantes, todos ellos muy apetitosos y a un precio muy ajustado (6,99 euros). Croquetas con pulpo e ibérico, Hojaldre de puerros y kale, Berenjenas gratinadas o las deliciosas Virutas de foie con reducción de aceto balsámico que pedimos nosotros. ¡Todo un acierto!

Entre los primeros platos encontramos más de una decena de opciones a 9,99, 12,99 o 15,99€. En el primer grupo es muy recomendable su Lasaña de ternera y el Falso risotto de shitake y gambas…. Por un poco más, puedes disfrutar de otras elaboraciones como su Carpaccio de solomillo, con mostaza y parmesano; la Carrillera ibérica; Merluza de pintxo, con salsa bearnesa; o su Tartar de salmón noruego con aguacate y chips de wanton.

En el último grupo de platos principales –a 21,99€- encontramos, por ejemplo, Solomillo de ternera o Lubina al horno. Estuvimos tentados de pedir la carne, pero finalmente optamos por el Pulpo a la brasa con cremoso de patata (15,99€). Materia prima de calidad que nos encantó por su sabor y presentación. ¡Un plato sobresaliente!

Para terminar pedimos la carta de postres y nos sorprendieron con la original noria que veis en la foto para elegir entre sus distintas opciones. Elegimos una Mousse de chocolate blanco con espejo de chocolate negro, un postre que nos dejó un poco fríos. La mousse estaba cremosa y con buen sabor, pero le sobraba el coulis de chocolate que, a nuestro juicio, no le aportaba nada. (Descubre las mejores tartas de queso de Madrid)

En definitiva, que La Misión es un restaurante recomendable por su ambiente, por la calidad y cantidad de la comida y por su buena relación calidad precio. Este negocio familiar, que abrió sus puertas en 1989, pertenece al grupo La Misión, que cuenta con los restaurantes El Recuerdo y El Olvido.