top of page
  • Foto del escritorMADRID ME ENAMORA

RAMEN KOMAINU, UN NUEVO TEMPLO DEL RAMEN EN MADRID

  • Tras triunfar con su delivery, acaba de abrir en el corazón de Chamberí

  • Sus noodles son frescos y artesanos y sus ingredientes de calidad

No es un sitio de ramen más en Madrid. En Ramen Komainu elaboran artesanalmente sus propios noodles frescos y no se desecan ni se congelan; preparan sus caldos caseros con 12 horas de cocción; elige cuidadosamente sus guarniciones en función de su sabor y calidad y los prepara al estilo tradicional japonés, sin conservantes ni potenciadores de sabor. Y por estos motivos, junto al encanto de Gonzalo Ibañez, su propietario al que siempre veréis en una sala, alejada en su decoración de los tópicos típicos de estos restaurantes, lo convierten en nuestro ramen preferido de Madrid.

En su carta encontramos diferentes versiones de su famoso ramen, que se dio a conocer con su kit de elaboración artesanal al estilo tradicional japonés para terminar de preparar en casa, de manera muy fácil en solo 5 minutos. Ahora, tras escuchar las innumerables alabanzas a este plato se ha lanzado a abrir un restaurante en la calle José Abascal, 13, en el barrio de Chamberí, que está llamado a convertirse en un templo del ramen en Madrid.

Detrás de cada plato hay mucho mimo, calidad de los ingredientes y respeto a la tradición. Aromas y sabores con los que llega a conseguir el auténtico umami, fiel al ramen que a diario se degusta en cada rincón de Japón. Desde versiones ligeras como el vegetariano shoyu con verduras filtradas o el de miso cremoso son un buen comienzo para los menos iniciados.


Para disfrutarlo al máximo, lo más recomendable es que, antes de removerlo, pruebes los ingredientes por separado. Primero prueba el caldo, luego los noodles y cada una de las guarniciones para poder degustar todo su sabor.

Nuestro ramen favorito fue el Tonkotsu, uno de los más populares de Japón. La base es un caldo cremoso de huesos de cerdo duroc y aves que viene acompañado de noodles, chashu de aguja y panceta, vegetales y un huevo marinado 24 horas. Nosotros lo tomamos con miso con un toque picante.


Y precisamente, para aquellos que son unos apasionados de los sabores muy picantes está el Tantanmen, un ramen seco en una salsa picante de guindilla y sésamo para mezclar con los noodles. Viene acompañado con la tradicional carne picada de miso, huevo hilado, cebolleta y zanahoria. Solo para amantes de lo muy picante.Se puede tomar caliente o frío.

Para empezar e ir abriendo boca, en Ramen Komainu es muy recomendable probar su kimchi de col fermentada, sus gyozas de carne. Unos pequeños bocados que serán el perfecto preludio para disfrutar de cualquiera de los ramenes de su carta, un plato generoso, completo y muy nutritico. Para beber, cerveza Asahi, sake y Chu-Hi, una bebida de moda en Japón a base de alcohol destilado de cereal, aromatizada con lima y que recuerda a un gin tonic ligero. ¡Nos encantó!


Para terminar, déjate caer por su tentación dulce. Su tarta de queso cremosa con yuzu o la de té matcha son dos opciones irresistibles que pondrán el broche final a una comida inolvidable.

Ramen Komainu

Calle José Abascal, 13

Tlfno: 638 19 15 35

Precio medio: 25 euros.

Consulta aquí su web y su perfil de IG


4 comentarios
bottom of page