• MADRID ME ENAMORA

HASAKU, NUEVO TEMPLO DE LA COCINA NIKKEI EN LAS TABLAS

  • Se trata del último proyecto del chef del restaurante Piscomar, Jhosef Arias

  • Un ‘place to be’ para los amantes de la cocina fusión japonesa y peruana


Perú y Japón en un mismo plato. Es la última creación del chef peruano Jhosef Arias, quien durante la pandemia creo en una ‘drak kitchen’ un restaurante virtual y con entrega a domicilio con irresistibles platos que ahora forman parte de la carta de su nuevo restaurante. Se llama Hasaku, palabra de origen japonés que hace referencia a una naranja agria e híbrida por su relación con la lima y los cítricos tan frecuentes en la cocina peruana y ¡te va a encantar!.

Ubicado en el barrio de Las Tablas, la decoración de este luminoso restaurante es sencilla y minimalista con motivos vegetales, lámparas de estilo rústico y murales de estilo japo-peruano. Hasaku cuenta con dos espacios, unidos en forma de ‘L’, una barra baja para el picoteo y una terraza acondicionada para todo el año

Este precioso mural preside una de las paredes de Hasaku.
Este precioso mural preside una de las paredes de Hasaku.

En la carta de Hasaku encontramos makis, nigiris, sashimis, gyozas, tempurasbaos, wok y, por supuesto, cebiches, una de las especialidades de Piscomar, el primer restaurante que Jhosef Arias abrió en Madrid. Cuenta además con dos menús degustación (de 40 y 43 euros) para facilitar la tarea a aquellos que no tienen claro que pedir o quieren probar un poco de todo, como fue nuestro caso.

Los cebiches son uno de los imprescindibles en Hasaku.
Los cebiches son uno de los imprescindibles en Hasaku.

Nosotros empezamos con nuestros Pisco Sour y unas edamame salteados para ir abriendo boca. Después empezó el festival de platos nikkei con una riquísima Tempura de langostino tigre con salsa de sriracha, un pan bao con chicharrón (parecido a la panceta) y una gyozas de langostino con una salsa picosa.

Probablemente, una de las mejores gyozas que hemos comido en Madrid.
Probablemente, una de las mejores gyozas que hemos comido en Madrid.

A continuación, probamos el roll Acebichado, relleno de langostino furai y con aguacate, terminado con láminas de atún bañadas en salsa acebichada y riquísima chalaquita y un exquisito Nigiri de pez mantequilla flameado con salsa de ostión.

El Roll Acebichado es una delicia.
El Roll Acebichado es una delicia.

Terminamos la parte salada con un sensacional Cebiche de corvina con leche de tigre y un Lomo nikkei, con unos generosos trozos de solomillo salteado con setas y ajíes peruanos. ¡Sobresaliente!

Lomo saltado en Hasaku.
Lomo saltado en Hasaku.

El menú que pedimos, llamado Kimase, incluye también el postre. Son tres las opciones: Mochi relleno de helado de lúcuma; yogur natural con aroma a vainilla y una jalea de aguaymanto con zumo de yuzu; y una cheese cake de té matcha con toques a vainilla, que fue nuestra acertada elección

La presentación de los postres de Hasaku es irresistible.
La presentación de los postres de Hasaku es irresistible.

En definitiva, que Hasaku es un referente de la cocina nikkei en Madrid. Un templo de la fusión entre la tradición japonesa y peruana con unos platos llenos de sabor, con una acertada presentación y una relación calidad precio muy razonable

Hasaku C/ María Tubau, 17. Madrid. Tel. 912 10 54 43

Precio medio: 30-35 euros. Página web aquí

3 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo