• MADRID ME ENAMORA

EL ESCONDITE DE VILLANUEVA VUELVE CON MÁS FUERZA QUE NUNCA

Actualizado: jul 21


  • Su sandwich de pastrami, y tartar de atún, entre los imprescindibles

  • Mantiene el concepto de cocina non stop para poder disfrutar todo el día


La vuelta a la normalidad nos ha traído el reencuentro con nuestros familiares y amigos, y también la reapertura de restaurante históricos de la capital como El Escondite de Villanueva.



Este establecimiento del Barrio de Salamanca abrió sus puertas en 2001 con un concepto muy novedoso: crear un lugar donde todo pasase, desde el desayuno y la merienda hasta comidas y cenas, sin olvidarse de las copas. Todo para crear el escenario ideal para todo tipo de encuentros y celebraciones. ¿Se puede pedir más? Que sea bonito. Y lo es.

Terraza de El Escondite de Villanueva.

En su espacio, el comensal puede elegir tomar algo en la terraza, su barra o sus mesas altas; o disfrutar de una comida más reposada en su salón. Tres espacios diferentes, decorados con un estilo art decó, en el que predominan los espejos, las lámparas de cristal de iluminación íntima y un alargado sofá tapizado en terciopelo en el que pasar horas charlando.

En El Escondite de Villanueva mantienen la buena costumbre de servir un aperitivo.

El Escondite de Villanueva ha vuelto con su cocina actual y sus ya clásicas minihamburguesitas, y con nuevas incorporaciones como un pan bao de pato pad Thai o un sandwich de pastrami que nos vuelve locos. Nosotros en esta visita nos hemos decantado por sus fuera de carta. Empezamos con una Ensalada de burrata...

Burrata con tomate y espaguetis de calabacín.

... y seguimos con un Tartar de atún con guacamole. Ambos platos estaban ricos, pero este último nos entusiasmó especialmente por su toque picantito. ¡Mmmmm!

Tartar de atún con guacamole.

De segundo plato pedimos una carne para compartir. Un Lomo de vaca madurado con patatas con mojo. ¡Un plato sencillamente delicioso!

Lomo de vaca madurado acompañado de patatas con mojo.

Siempre dejamos sitio para el postre, sobre todo si hay alguna propuesta de chocolate. Porque quién le puede decir que no a una Tarta de chocolate con galletas y natillas. Nosotros desde luego no.

Tarta de chocolate con galletas y natillas.

En definitiva, El Escondite de Villanueva ha vuelto con su concepto más non stop que nunca. Para volver a compartir sus propuestas culinarias, pero sobre todo para volver a servir de escenario a momentos únicos. Porque espacios como este son los que convierten la hostelería española en algo único, porque no se trata solo de qué se come si no cómo y con quién.



C/Villanueva, 26

Tlfno.: 91 431 33 49

Precio medio: 25-30 euros.

Página web aquí