• MADRID ME ENAMORA

EATMYTRIP, EL BRUNCH MÁS CREATIVO E INSTAGRAMEABLE DE MADRID

Actualizado: 29 sept

  • En su local de Malasaña sirven brunch todo el día porque abren incluso para cenas

  • Se ha convertido en uno de los sitios más cool de Madrid para tomar el brunch


Platos originales, lleno de color, sabor y con una cuidadísima presentación. Así son los irresistibles brunch de Eat My Trip, con los que disfrutar a cualquier hora del día de desayunos únicos en los que se mezclan recetas clásicas de desayuno americano con toques de gastronomía del mundo. Detrás de esta propuesta tan creativa como sorprendente está Genia Sukhacheva, quien después de conquistar Barcelona dio el salto a Madrid, primero con su local de La Latina y ahora con éste de Malasaña en el que nos invita a un sabroso viaje. A través del paladar podemos recorrer los Alpes suizos, Japón, Corea o Tailandia con sus originales sandwiches, tostadas y platos de huevos benedictinos que combinan de maravilla con sus zumos recién exprimidos, batidos o cócteles.

Platos coloridos, llenos de sabor y con una cuidada presentación en Eat my Trip.
Platos coloridos, llenos de sabor y con una cuidada presentación en Eat my Trip.

En la carta de Eat My Trip encontramos algunos imprescindibles como el Macho Iberico Benedict, una reinterpretación de los clásicos huevos poché con salsa holandesa trufada, jamón iberico crujiente y espinaca sobre un bikini de queso derritido y patatas rústicas con salsa BBQ; el Brunch de los Alpes, una sartén con patatas trufadas, dos huevos pochados, queso gruyere fundido, pepinillos caseros, champis, virutas de parmesano y tostas de pan casero y aceite de trufa natural; o los Thai Huevos Benedict, en los que encontramos dos huevos poché sobre pan brioche, con espinacas y champiñones salteados, cilantro, cacahuetes, salsa holandesa thai Panang y papadums, un plan plano elaborado con legumbres, típico de la India.

Lo más difícil de Eat my Trip es elegir solo un plato.
Lo más difícil de Eat my Trip es elegir solo un plato.

Como podéis ver, los platos del brunch de Eat My Trip se comen primero por los ojos. Toques exóticos, platos coloridos y fantásticas presentaciones son marca de la casa con elaboraciones para todos los gustos (incluídas opciones veganas, vegetarianas y sin gluten). Otros platos destacados son su Hamburguesa Thai, de pollo mechado; el Guacascramble, una tosta artesana de masa madre con dos huevos revueltos cremosos, salmón marinado, guacamole, cebollino y creme freiche. Y para los que prefieren una opción más ligera, no te pierdas sus bowls saludables. El Buddha bowl, con arroz salvaje, salsa tahini, champis, guacamole, pepino, rúcula, espinaca, hummus de zanahoria y remolacha, tartar de tomate está de muerte lenta.

En la carta de Eat my Trip también encontramos bowls saludables.
En la carta de Eat my Trip también encontramos bowls saludables.

El brunch dulce más fotografiado de Madrid


La parte dulce comparte también protagonismo con los platos salados. Y aquí se hace más obligatorio que nunca la necesidad de dejar hueco para el postre. Fiesta de pancakes es el postre estrella y uno de los más instagrameables al encontrarnos en el plato una ración doble de tortitas con diferentes toppings, fruta fresca, merengues, todo ello cubierto con algodón de azúcar. Compiten en número de likes en Instagramcon la Tostada francesa mágica, de pan brioche, crema de queso de canela, compota de fresa casera, fruta fresca y crumble de chocolate y también cubierta con la cúpula de algodón de azúcar. Y si eres un amante del cacao como nosotros, los Pancakes choco loco, con crema de nutella y queso, salsa de ganache de chocolate casera, helado y fruta fresca son una apuesta segura. Cuentan también con postres caseros como el pan de plátano, tarta de queso o de zanahoria o brownie de harina de almendra que junto a alguno de sus cafés de especialidad con el perfecto punto final.

Las tortitas choco loco son nuestras favoritas.
Los pancakes choco loco son nuestros favoritos.

En definitiva, que si el desayuno es la comida más importante del día, ¿por qué no poder pedirlo a todas horas? Como bien reza el lema de Eat My Trip, “Lo quiero todo” estamos seguros de que una vez que pruebes vas a repetir. Y si eres más de cena, no te preocupes porque en su local de Malasaña tiene una carta irresistible llena de tentadores platos. ¿Te lo vas a perder? Eat My Trip Malasaña

Calle de Manuela Malasaña, 17

Precio medio: 20 euros.


8 comentarios