• MADRID ME ENAMORA

ARALLO TABERNA, CREATIVIDAD SIN LÍMITES A UN PASO DE LA GRAN VÍA

  • Producto genuinamente gallego con influencias de cocina viajera

  • Entre sus imprescindibles, los dumplings de cocido y la croqueta nigiri


Atrevidos, rebeldes, diferentes y con un punto canalla que nos mola. Así son en Arallo, una taberna del centro de Madrid donde la norma es precisamente la ausencia de normas. Un local donde disfrutar de una comida en la que manda el producto nacional con pinceladas de otros países, desde México hasta Japón, pasando por Perú o India.


Ubicado en la calle Reina, a solo unos pasos de la Gran Vía, el local es moderno, de estética industrial -con tuberías vistas, revestimientos de cemento y paredes que recuerdan a los grandes contendedores de los puertos–. Una gran barra con taburetes separa la cocina vista del comedor, que se complementa con un anexo presidido por una gran mesa comunal –que puede funcionar como reservado.

La estética industrial predomina en Arallo Taberna.
La estética industrial predomina en Arallo Taberna.

La carta de Arallo Taberna sigue la misma línea desenfada del local. Producto genuinamente gallego con influencias de cocina viajera, con una especial presencia de lo asiático. Así es el hermano pequeño del restaurante Alabaster, ambos del grupo gallego Amicalia, una neotaberna que nos ha conquistado bocado a bocado.

Tienes que probar ¡si o si! las croquetas nigiri de Arallo.
Tienes que probar ¡si o si! las croquetas nigiri de Arallo.

Entre sus imprescindibles se encuentran las navajas a la brasa con wasabi, las volandeiras agridulces, las croquetas-nigiri de merluza –se ha sustituido el arroz por una croqueta de salsa verde, coronada por un delicado sashimi de merluza– o los dumplings de cocido gallego.

Los dumplings de cocido gallego son uno de los 'hits' de Arallo.
Los dumplings de cocido gallego son uno de los 'hits' de Arallo.

Propuestas ideales para compartir y probar varios platos de una carta con el sello de Daniel Cardaba, el jefe de cocina de Arallo en Madrid -con experiencia previa en Alabaster, La Terraza del Casino y el Celler de Can Roca. Un buen ejemplo es su Bocata de cigalas, con pan de cristal tostado al carbón, mayonesa de ajo asado, y una ensalada fresca de rúcula, cebolla roja y tomate.

Bocata de cigalas en pan de cristal tostado al carbón.
Bocata de cigalas en pan de cristal tostado al carbón.

A estos grandes 'hits' de Arallo, fijos en la carta por aclamación popular, se les unen en función del calendario platos con productos de temporada que maridan fenomenal con su carta de vinos. En ella se presta especial atención a los vinos gallegos de las D.O. Rías Baixas, Ribeiro, Monterrei, Valdeorras o Ribeira Sacra, la mayoría de los cuales ofrecen tanto por botellas como por copas.

Caballa curada en ponzu de zumo de pomelo y naranja.
Caballa curada en ponzu de zumo de pomelo y naranja.

Los platos principales siguen la misma estela que los entrantes. Ingredientes tradicionales de la cocina de la tierra se enriquecen con el aporte de las culturas y estilos culinarios procedentes de diversos países. Cocina de mestizaje tanto en pescados como en carnes con resultados sobresalientes como su Caballa curada en ponzu de zumo de pomelo y naranja o la Presa ibérica Tonkatsu, sobre salsa barbacoa y berenjena asada.

Presa ibérica Tonkatsu, sobre salsa barbacoa y berenjena asada.
Presa ibérica Tonkatsu, sobre salsa barbacoa y berenjena asada.

Para terminar, si eres goloso como nosotros no dudes en dejar un hueco para el postre. Torrija con tiramisú, las cañitas de Carballiño o su milhojas de hojaldre y crema pondrán el broche final a una comida sobresaliente.


Arallo Taberna

Calle Reina, 31.

Tlfno: 690 673 796

Horario: de 13:00 a 15:30 h y de 20:00 a 23:30 h

Precio medio: 30-35 €

Página web aquí


8 comentarios