• MADRID ME ENAMORA

ZEST ALMAGRO, EL PLACER DE COMER BIEN Y SIN REMORDIMIENTOS

  • E chef Jacobo Benitez convierte cualquier antojo calórico en un placer saludable

  • Comer sano no es aburrido en el nuevo restaurante de moda en Madrid


Su lema, "Placer sin culpa" resume a la perfección la experiencia de comer en Zest Madrid. Tras el éxito de su primer restaurante en la calle Recoletos acaba de abrir un segundo local en la zona de Almagro donde ofrece una propuesta gastronómica saludable, basada en recetas versionadas de platos que tradicionalmente conllevan un alto aporte calórico e ingredientes poco saludables, como croquetas, hamburguesas, pizzas o postres.


Ubicado en la calle Fernando el Santo, el local se divide en varios espacios: la zona de barra con marmol y sillas altas; el comedor, en el que se combinan toques industriales con otros más naturales y una agradable terraza con vegetación y pequeñas luces .

Interior del restaurante Zest Almagro.
Interior del restaurante Zest Almagro.

La carta de Zest Almagro está llena de platos a cada cual más apetecibles como sus croquetas de jamón y trufa, su tortilla, o sus patatas bravas y con alioli con incluso menos de la mitad de calorías que las recetas originales. ¿El truco? Usan freidoras de aire sin aceite, cocinan también al horno y sus salsas son caseras.

Las patatas muy bravas son un imprescindible en Zest Almagro.
Las patatas muy bravas son un imprescindible en Zest Almagro.

Los platos sorprenden por su presentación, por su sabor, por sus texturas y por la similitud con las elaboraciones en las que se inspiran. ¿Lo mejor? Es que no acabas con sensación de pesadez tras una comida o cena en la que puedes no privarte de nada.

Además de sus platos saludables cuentan una carta de vinos, ginebras y otros cocteles bajos en calorías, todos servidos con refrescos sin azúcar y sin siropes ni jarabes.
Tempura de langostino tigre "frita" en freidora de aire y con mayonesa ligera.

Pasta bajísima en calorías


¿Te imaginas solo 18 calorías por plato en vez de 600? El secreto está en que en vez de pasta utilizan la raiz de Konjac, un tubérculo de origen asiático muy digestivo y saciante que cortan en forma de fetuccini. Os podemos asegurar que está muy rico y que sino te lo dicen crees que estas comiendo pasta. ¡Alucinante!

"Pasta" con tomate, berenjena y queso feta.
"Pasta" con tomate, berenjena y queso feta.

Y si después de probar su pasta creíamos haber visto todo alucinamos con sus "pizzas". La masa es de calabacín (70%) y harina de trigo integral con lo que se reducen muchísimo los carbohidratos.

"Pizza" trufada con setas es uno de los greatest hits de Zest Almagro.
"Pizza" trufada con setas es uno de los greatest hits de Zest Almagro.

A estas alturas estábamos alucinados, pero el sorpresón llegó en forma de carta de postres. Tarta de queso y calabaza al horno, Tatin de manzana, Blondie de plátano, Tarta chocolatísima... Postres irresistibles, muy bajos en calorías y sin azúcares añadidos. Nuestra tarta aportaba solo 250kcal cuando un postre así en cualquier otro restaurante no baja de las 600.

La Tarta chocolatísima está hecha con harina de almendras y chocolate 85%.
La Tarta chocolatísima está hecha con harina de almendras y chocolate 85%.

En definitiva, que Zest Almagro nos ofrece una propuesta sorprendentemente deliciosa, desenfadada y saludable que bien merece conocer. Además, acaban de estrenar un menú del día -de lunes a jueves- en horario de comida, con dos opciones: la primera, con sus platos más icónicos como la pasta de konjac o sus pizzas con base de calabacín y la segunda, para quien busque algo menos contundente pero cargado de sabor, consiste en una proteína de calidad a elegir acompañada por una guarnición baja en carbohidratos y altamente nutritiva. ¿Te lo vas a perder?


Zest Almagro

Calle Fernando el Santo 4,

Tlfno: 912 852 372

Precio medio: 25-30 euros.

Página web aquí

IG: @zestmadrid

4 comentarios