EL BACARO DE FABIO CONQUISTA CHAMBERÍ CON LA COCINA VENECIANA MÁS AUTÉNTICA

December 4, 2019

En Madrid hay muchos restaurantes italianos, pero si pensamos en cuántos elaboran auténtica cocina italiana la lista se reduce, y si la acotación se centra en los que ponen sobre la mesa recetas de la región de Véneto apenas podemos contarlos con los dedos de una mano. Para paliar esa carencia nace El Bacaro de Fabio Gasparini, un proyecto de los hermanos Aarón y Mesala Guerrero, que lidera el chef de origen italiano que da nombre a este nuevo local en el que bajo la denominación de las tascas típicas venecianas da a conocer la versión italiana de nuestras tapas, las cicchetti.

 

En este pequeño restaurante de decoración moderna y sencilla se puede disfrutar de una cocina elaborada desde el corazón. Unos platos que se pueden disfrutar en su pequeña sala de mesas bajas de madera o en su zona de barra, aunque reconocemos que el espacio que más nos ha conquistado es su coqueto reservado para ocho personas  en el que gozar de un poco más de intimidad mientras se tiene una panorámica de todo el local. 

 

Bajo la premisa de descubrir algunos de los platos típicos venecianos visitamos El Bacaro de Fabio Gasparini y así nos encontramos con sus Sardinas en Saor. Un pescado que se fríe y al que después se le añade la cebolla escabechada, y que se sirve dos o tres días después cuando los sabores ya se han mezclado.

 

Si hay algo a lo que no nos podemos resistir es a una Tabla de embutidos y quesos italianos. Fabio incluye en la suya dos quesos: el popular parmesano y taleggio, uno de los quesos de pasta blanda más viejos; y dos mortadelas: la de Bolonia y una picante muy sorprendente. Ideal para acompañarla con una copa de vino blanco italiano.

 

Otra de las especialidades de El Bacaro son sus pinsas. De origen romano, esta variación de la pizza tiene su secreto en la masa. Esta se elabora con una mezcla de tres harinas: arroz, soja y trigo, y una gran cantidad de agua, por cada kilo de harina se le añaden 800 mililitros de agua. Esta gran hidratación y una fermentación lenta de 72 horas genera que esta elaboración sea mucho más ligera por la gran cantidad de aire que tiene y sea más fácil de digerir. Una de las que más éxito tiene es la Pinsa picante de El Bacaro con mortadela y sobrasada picantes de Calabria. Una propuesta con un puntito spicy, muy sabrosa y que merece la pena repetir.

 

La carta de postres es reducida, pero muy original. Fabio ofrece un mini cannolo siciliano, un tiramisú casero o un Pannacotta con miel de trufa, que fue nuestra acertada elección. Todos están elaborados en su pequeña cocina para traer lo más dulce del sabor del país transalpino. 

 

Nuestra visita a El Bacaro de Fabio Gasparini terminó con muy buen sabor de boca, el de un limoncello, pero con alguna cuenta pendiente. Nos morimos por volver para probar alguna de sus pastas caseras como su carbonara originale, y sus lasagnas de sabores como las de boletus, alcachofa o pesto. Otra de las cosas que nos llaman la atención es que abren a partir de las 10 de la mañana para ofrecer el desayuno típico italiano, así que se añade a los anteriores otro motivo más para volver. En definitiva, habrá que ir abriendo agenda, para volver pronto.

 

El Bacaro de Fabio Gasparini

C/ Hartzenbusch, 9

Telf.:914 45 46 68

Precio medio: 20-25 euros

https://elbacaroristobar.es/

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

© 2023 by AMUSE BOUCHE. Proudly created with Wix.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon