POINTER, UN MUNDO DE SENSACIONES EN UN AMBIENTE COSMOPOLITA Y UNA UBICACIÓN INMEJORABLE

September 19, 2018

En los bajos del Edificio Colón encontramos Pointer, el segundo de los cachorros del Grupo RanTanPlan. Un restaurante que desde 2016 y de la mano de su chef César Galán ofrece lo mejor de la cocina internacional con una clara inspiración mediterránea. Una carta llena de propuestas ideales para compartir en pareja o con amigos en un ambiente muy cuidado y rodeados de gente guapa.

 

Su decoración invita a disfrutar tanto de una comida relajada como de una copa tras la cena. En su espacio resaltan los ladrillos cara vista en sus paredes y los toques industriales. Un diseño que junto con los toques vegetales combina a la perfección con los sofás redondos de piel y sus lámparas de diseño. 

 

Comenzamos nuestra visita a Pointer con sus Gyozas fritas de manitas de cerdo y carne criolla. Un propuesta que elaboran a imagen y semejanza de las de su hermano pequeño Chow-Chow y que son pequeños bocados ideales para compartir.

 

También para compartir, pero más contundente es su Quinoa con gambones. Uno de los platos clásicos de Pointer que tras probarlo entendimos porqué. Nosotros no somos muy fans de este pseudocereal, pero reconocemos que en este local lo preparan con unos toques muy interesantes y por eso lo recomendamos.

 

Asia, America Latina e Italia, en tres entrantes. La Fondue de taleggio, trufa y boletus es una de esas opciones por la que los cheese lovers como nosotros siempre nos decantamos si la vemos en una carta y que nos encanta disfrutar de una copa de un buen vino blanco. 


Cerramos los entrantes para compartir con un Salmón con crema de eneldo. Este plato se presenta en la mesa en el interior de una campana en la que se ahuma el pescado y que se destapa ante los comensales. Un proceso que permite al comensal empezar a disfrutar del plato por la vista y el olfato, antes de llevarse el primer bocado a la boca. 

 

Y para cerrar la parte salada, una carne. Nos llamó la atención el lagartillo satay y el steak tartar, pero finalmente nos decantamos por el clásico Solomillo de vaca con foie. Un plato que se sirve con manzana asada y cebollas francesas glaseadas. 

 

También la tentación llamó a nuestra puerta en forma de postre. Pointer tiene propuestas tan llamativas como su famoso cronut, una tarta coulant o un cofre completo. Una difícil elección para unos chocolate adictos como nosotros. Finalmente nos decantamos por una opción fuera de carta. La Tarta queso con dulce de leche nos sorprendió gratamente, ya que su sabor nos recordó un poco a los caramelos toffe tan populares en nuestra infancia.

 

En definitiva, Pointer es uno de esos restaurantes que siempre son una buena opción tanto para comer como para cenar y tomar después la primera copa. Un espacio en el que ver y ser visto, sin dejar de disfrutar de una buena cocina. Uno de los cachorros del grupo RanTanPlan que, junto con Teckel, Chow Chow y Pomerania, se ha consolidado tanto en una recomendable opción gastronómica.

 

 

Pointer

C/Marqués de la Ensenada, 16

Telf.:91 088 45 50

https://pointermadrid.com

Precio medio: 35-40€

 

Te puede interesar:

Pomerania, el último cachorro del Grupo RanTanPlan

Chow Chow, la fusión japo-latina más top de Madrid

Teckel reinventa La Cocina mediterránea más tradicional

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

© 2023 by AMUSE BOUCHE. Proudly created with Wix.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon