80 GRADOS, COCINA DIVERTIDA Y MINIMALISTA EN MALASAÑA

January 15, 2018

Hablar de Malasaña es evocar al momento una de las calles con mayor oferta gastronómica y de la capital, una vía en la que las últimas tendencias están al pie de la calle. Uno de los locales más de moda en estos momentos en este popular barrio madrileño es 80 grados, un restaurante en el que se inspiran en la cocina a baja temperatura para crear sus elaboraciones y de la que toman su nombre, ya que siempre que el plato se lo permite no lo cocinan a más de 80 grados de temperatura.

 

Su carta, de tamaño reducido, nos encantó porque ofrece multitud de propuestas interesantes en lo que llaman miniplatos, un tamaño que nos encanta ya que nos permite probar una mayor cantidad de sabores diferentes. Comenzamos por un Salmorejo con helado de parmesano y jamón ibérico. Una suave sopa fría que contrastaba a la perfección con la intensidad de queso granizado. ¡Un plato de toma pan y moja!

 

Las Empanadillas de Langostinos al curry con ketchup de cereza es un delicioso y crujiente bocado, que recuerda con su punto justo de especias a la cocina india. Uno de los imprescindibles para nosotros de esta carta.

 

Y si el anterior es para nosotros uno de los imprescindibles, el Bocabit negro homemade, rillete de atún, huevas de trucha y tomate seco es nuestro favorito. Un sorprendente snack, que te llena la boca de sabor a mar y te deja con ganas de mucho más.

 

El Royal de Foie 4.0, gelatina de PX, fideos crujientes y fruta liofilizada es un plato en el que el contraste de texturas está muy logrado. El contrapunto crunch es el perfecto contrapunto a la cremosidad del foie. Un plato que se alzó con el tercer puesto en el particular pódium, que creamos tras nuestro paso por 80 grados. Si quieres conocer quién logró la medalla de plata, tendrás que seguir leyendo.

 

Este plato no te resuelve la eterna duda de qué fue antes el huevo o la gallina, pero te saca una sonrisa, y por supuesto logra que todos los comensales le hagan una fotografía. El Huevo trufado, patatas y jamón se sirve en una divertida cáscara de huevo rota por su parte superior. Uno de esos platos sencillos, pero que a todos nos encanta. 

 

Y la plata es para... los Macarrones rellenos de rabo con bechamel gratinada de boletus. Un interesante propuesta que no se debe perder ninguno de los visitantes de este innovador restaurante. Unos macarrones, que más podrían definirse como pequeños canelones, con un sabor muy intenso que casan a la perfección con la salsa de setas que los acompañan.

 

Como en el fondo somos unos clásicos, no nos resistimos a pedir una carne para cerrar la parte salada. La Terrina de cordero confitado, ñoquis y crema de nata en su punto de cocción puso el broche de oro a esta deliciosa y divertida sucesión de originales tapas. 

 

Habiendo comido tan bien, nos costó decidirnos a la hora de elegir postre. Pero después de pensarlo detenidamente, y por recomendación del personal de sala, nos decantamos por la Leche con galletas y chocolate y el Tiramisú desestructurado. Dos dulces bocados, que nada más probarlos nos trasladaron, especialmente el primero, a nuestra niñez.

 

En definitiva, 80 grados es uno de esos locales en los que tomar una cerveza acompañada de una tapa, de disfrutar de una divertida comida con amigos o de sorprender a la pareja con sus propuestas gastronómicas. Todo un acierto para aquellos a los que les gusta dejarse sorprender. ¿Te atreves?

 

 

80 grados

C/Manuela Malasaña, 10

Telf.: 914 458 351

www.ochentagrados.com

Precio medio: 20-25 euros

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

© 2023 by AMUSE BOUCHE. Proudly created with Wix.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon