DANS LE NOIR? LA EXPERIENCIA DE CENAR A OSCURAS Y COMPROBAR CÓMO LA VISTA ENGAÑA AL CEREBRO

September 11, 2017

¿Te imaginas cenar completamente a oscuras? Nuestra propuesta es literal. Hoy os queremos contar la experiencia que esconde el restaurante Dan le noir? (En la oscuridad), un lugar en el que hay que dejarse llevar y apagar por unas horas nuestra vista para poner a prueba el resto de nuestros sentidos. ¿Te apetece probarlo? Nosotros te desvelamos los secretos no inconfesables de esta sensacional experiencia.

A primera vista este restaurante no se diferencia del resto de los existentes en la capital, hasta que descubres que la comida se degusta en la más absoluta oscuridad y sin conocer los platos que se van a tomar, unas elaboraciones obra de Manu Núñez, chef coruñés que se dio a conocer en el programa Top Chef de Antena3.

En la entrada, el personal de sala nos recibe para darnos a elegir alguno de los tres menús de los que disponen y saber si tenemos algún tipo de alergia o intolerancia. El resto de la velada será sorpresa. ¡Esto promete!. 

Después de pasar por el baño para lavarnos las manos y dejar nuestros objetos personales en una taquilla (especialmente el móvil), nos presentan a nuestra guía a través de la oscuridad. Belinda, una camarera invidente, nos explica cómo se desarrollará la experiencia y nos advierte a los asistentes que no nos debemos mover sin ayuda y nos recuerda que no ver no obliga a gritar, algo que al parecer se hace de un modo inconsciente.

 

A través de tres cortinas, entramos  en la sala, que está completamente a oscuras, en fila india y con la mano apoyada en el hombro de la persona de delante. Una vez sentados, tocamos todo lo que hay sobre la mesa – una servilleta y unos cubiertos- y respiramos aliviados por no haber tirado nada al suelo.

A partir de ese momento comienza el juego de las adivinanzas. Descubrir qué estamos comiendo se convierte en casi una misión imposible e intentar llegar a un acuerdo con nuestros compañeros de mesa parece totalmente inviable. Aunque parezca estresante, tocar los alimentos, olerlos y saborearlos intentando asociar lo percibido a olores y sabores conocidos es muy divertido.

Pero, si averiguar el contenido de los platos es difícil, saber qué vino bebemos parece más complicado de lo que a simple vista podríamos imaginar. Es alucinante el no llegar a poder distinguir en la oscuridad un blanco de un tinto.

 

Una vez finalizado el menú, tras unas dos horas, llega la segunda parte de esta experiencia. Cuando sales, un poco cegado por la luz del exterior, te sientas en la terraza para conocer qué es lo que has tomado en el menú. Así, descubrimos que lo que parecía una cosa era otra y que lo que parecía una variedad de vino no se parecía ni de lejos. Por una vez nos callamos lo que comimos, para que aquellos que os atreváis podáis disfrutar de todo el proceso con plenitud de una vivencia que desde Madrid me enamora recomendamos a todos y en la que si os podemos contar que los platos estaban de 10.

 

​Por últimos, contaros que esta iniciativa en la que todo el personal que nos atiende en sala es invidente, nació hace 14 años en París y lleva siete en Barcelona. Ahora, ha llegado a la capital para mostrarnos cómo la vista engaña a nuestro cerebro y cómo a ciegas no es tan fácil desenvolverse.

 

 

Dans le noir?

Plaza del Biombo, 5

Telf.: 91 296 27 61

Web: http://www.madrid.danslenoir.es/es/paga-inicial/

Precio medio: 45-60€

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

© 2023 by AMUSE BOUCHE. Proudly created with Wix.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon