• @madridmeenamora

AMARGO PLACE TO BE, UN VIAJE LLENO DE SABOR EN MALASAÑA

Actualizado: mar 5

  • Un sitio ideal para quedar con amigos y disfrutar de su cocina ecléctica

  • Nos enamoran los restaurantes en los que maridar los platos con un cóctel

¿Un lugar en el que quedar con amigos lleno de color y sabor, ecléctico y divertido? Lo tenemos claro, Amargo place to be es vuestro sitio. En el corazón de Malasaña, en la ya mítica calle Pez, se encuentra este lugar en el que disfrutar tanto de un cóctel, como de un brunch o una deliciosa comida. ¿Se puede pedir más? Maridar los platos con cócteles. Esto fue una de las cosas que más nos gustó por ser algo distinto y porque los combinados los elaboran ellos mismos, así nos proponen tomar un steak tartar con un crazy boody married o un arroz negro con marisco con un amargo tonic.

En este restaurante nos da la bienvenida un letrero de neón con cascada de agua incorporada y una zona con una gran barra y pequeñas mesitas de madera en la que tomar algo de manera informal. Abajo, en su planta sótano, un espacio alargado decorado con ladrillo cara vista y obras de arte moderno, para recrearse en los platos y en la conversación.


En Amargo place to be nos proponen que disfrutemos de su brunch como si estuviéramos en Londres, México D.F. o Nueva York. Nosotros lo visitamos por la noche, así que nos queda pendiente acudir otro día para probarlo. Lo que no se nos quedó pendiente fue probar alguno de sus cócteles.


Nos decantamos por el clásico Margarita y por un Singapore Sling, elaborado a base de ginebra, cherry, magdala benedictine, zumo de piña, limón, granada y angostura. Riquísimo y muy bonito. Para repetir.

Ya metidos en cocina, empezamos con unas Gyozas de cordero lechal en su salsa. Una ración generosa e ideal para compartir. ¡Mmmm!


Y para compartir y comer con las manos, nada mejor que sus Tacos mex de gambón. Propuesta colorida, divertida y llena de sabor.

En los segundos también nos decantamos por propuestas al centro, menos mal porque los platos son bastante grandes, aunque reconocemos que no quedó nada en ellos. Por recomendación de su personal de sala tomamos el Tataki de atún con concasse de tomate y ajo blanco, que fue todo un acierto y que recomendamos probar.


También probamos una carne, el Lomo de vaca vieja con setas y trufada. Unos medallones que sirven en una tabla de madera con la salsa y una guarnición de verduras como batata, trigueros y zanahoria. Mmmmm


Como siempre dejamos sitio para el postre y en este caso no podía ser menos, pedimos, también como recomendación, la Maceta by amargo.


Se trata de un trampantojo que simula una planta en un macetero a través de capas de tierra de oreo, mousse de chocolate, helado de vainilla, crujiente de chocolate y frutas como fresas, arándanos y frambuesa.

En definitiva, Amargo place to be es el lugar perfecto en Malasaña al que acudir de día a tomar simplemente un café o un tentempié, pero también de noche para disfrutar de alguno de sus cócteles. Si a esto le sumamos sus deliciosas propuestas culinarias, la combinación es ideal. Un plan irresistible ideal para compartir con amigos.


También te puede interesar:

- Restaurante Noi, un sobresaliente italiano en Madrid

- Distrito 798, cocina nikkei a la vanguardia

- A vÁnvera, pasión por la trufa y la cocina tradicional

#restaurante #malasaña #callePez #coctails #macetachocolate #tatakideatún #lomodevaca #gyozas #tacos